Ansiedad sigue creciendo en pandemia, especialmente entre las mujeres

  • La 5ª versión del Termómetro de Salud Mental ACHS-UC muestra que la incertidumbre asociada a la economía y la delincuencia estaría entre las principales causas.

A pesar que entre sus conclusiones está el número más bajo de los encuestados, desde que el estudio se creó, en julio de 2020, exhibe una probable presencia de problemas de salud mental, con síntomas como menor capacidad de disfrutar o no sentirse útil (un 21, 1 %): y que la proporción de personas que dijo sentirse «peor» o «mucho peor» que antes de la pandemia cayó en 8 puntos en comparación con el año pasado;  hubo un factor que no que empeoró.

Las personas afectadas por síntomas de ansiedad generalizada pasaron de un 25% a un 27,5%, alza que se explica principalmente por el aumento de casi seis puntos en el índice de ansiedad de las mujeres en relación con 2021.

La ansiedad fue el componente más problemático para personas con enfermedades crónicas, deuda o con precariedad laboral.

Daniela Campos, jefa de riesgos psicosociales de la ACHS, estima que el aumento tiene que ver con el mayor nivel de incertidumbre que se está viviendo, que enfrentan a una sensación de vulnerabilidad y de rutinas alteradas.

«Por un lado están estos factores externos asociados a la pandemia misma, como la incertidumbre laboral, pero también están otros como la guerra entre países o el cambio climático, lo que se suma a elementos internos del país, como la crisis económica o el miedo a ser víctima de delincuencia, que subió muchísimo«, comenta.

Entre los resultados que arrojó la medición están:

  • El 70% de los participantes señaló la inseguridad como un estresor importante, versus el 63,8% que lo manifestó en 2021.
  • Sentirse nervioso, angustiado o muy tenso estuvo entre los síntomas de ansiedad generalizada que mas aumentaron, pasando de 21,6% el año pasado, a 26,8% en 2022.
  • El porcentaje de personas que manifestaron incapacidad para dejar de preocuparse subió a un 25,5% de los chilenos, contra el 18,3% que dijo sentirse de esa manera en la medición anterior.
  • El aumento de personas que a raíz de problemas emocionales ha consultado algún profesional de la salud, desde el inicio de la pandemia, subió a más del doble, 34, 1 %. en tanto que en agosto de 2021, sólo un 16,7% respondió haberlo hecho, al menos una vez.

«La idea es que podamos establecer políticas públicas que aborden estas situaciones, pero también políticas privadas para que, desde las organizaciones, ayudemos a mejorar la salud mental de los chilenos«, comenta Campos.

David Bravo, director del Centro UC de Encuestas y Estudios Longitudinales, señaló que el estudio tiende a confirmar en forma persistente, cómo las caídas en el ingreso del hogar o el alto endeudamiento se relacionan con mayores problemas de salud mental en Chile.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.