5 dietas de las celebridades que los especialistas sí aprueban para este año

  • El ranking fue elaborado por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO).
  • Nuevos métodos, como el flexitarianismo o la psicodieta, tienen evidencia a su favor para bajar de peso de forma saludable.
  • Expertos en nutrición las recomiendan porque son sostenibles en el tiempo y además no provocan el temido efecto rebote.

Ante la difusión de decenas de dietas en redes sociales -algunas de ellas riesgosas-, especialistas en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) acaban de publicar un ranking de cinco dietas muy populares entre las celebridades y que sí funcionan para bajar de peso, a la vez que se cuida la salud.

Sostenibles en el tiempo y sin efecto rebote, dicen los expertos de IMEO, estas dietas incluyen todos los grupos de alimentos para garantizar el buen funcionamiento del organismo.

1 Clínica Mayo

La tendencia de cuidarse por dentro y por fuera ha inclinado la balanza hacia fórmulas como la dieta de la Clínica Mayo o el Método Evolution, que buscan un cambio total a largo plazo en el estilo de vida, abarcando alimentación, ejercicio físico y crecimiento personal, dicen desde IMEO. La actriz Angelina Jolie es una de sus seguidoras.

La dieta de la Clínica Mayo, por ejemplo, recomienda consumir cantidades abundantes de frutas y verduras y, en menor medida, carbohidratos de granos enteros, y fuentes magras de proteína como legumbres, pescado y lácteos bajos en grasa.

Las bebidas permitidas para tomar entre comidas son agua, café e infusiones. En este plan la actividad física es diaria y primordial, de modo que se pueden llegar a perder entre 2 y 4 kilos durante las primeras dos semanas y de medio a un kilo en las posteriores. Esta dieta es desaconsejada en caso de diabetes o colesterol alto, donde se requiere una adaptación y control nutricional.

2 Psicodieta

La modelo Heidi Klum y «la chica Bond» Ana de Armas son algunas de las famosas que aplican este tipo de alimentación que permite perder medio kilo a la semana, según el ranking de IMEO.

La psiconutrición es la ciencia que trata la relación que las personas tienen con la comida y sus comportamientos, como el comer por ansiedad o su vínculo emocional con ciertos alimentos ante distintas situaciones.

La psicodieta no descarta ningún grupo de alimentos, pero prioriza verduras, frutas, legumbres, carne, pescado, granos integrales, grasas buenas y no excluye darse un capricho procesado ocasionalmente.

También se reduce el consumo de sal y azúcares, y limita la ingesta de alcohol y refrescos, además de proponerse objetivos reales que a su vez favorecen el autoestima. «Hoy se sabe que los aspectos psicológicos y el ambiente influyen fuertemente en la nutrición de las personas, por lo que este enfoque es esencial y puede ser muy positivo para entender la alimentación con el objetivo de nutrirse», opina Eliana Reyes, nutrióloga de la Clínica U. de los Andes.

3 Realfood

Este modelo de alimentación ha sido de los más seguidos y comentados en lo que va de 2022 y el año anterior, tras hacerse viral en redes sociales mediante las publicaciones del nutricionista español Carlos Ríos y de la estrella de la televisión Nigella Lawson. La característica fundamental de este método es cuidar la salud a base de «comida real» que engloba tanto los alimentos enteros y frescos, que han sido mínimamente procesados, como los alimentos que han sido procesados pero que conservan la calidad y las propiedades saludables iniciales del alimento.

Aunque el objetivo fundamental del realfood no es la baja de peso, esta puede darse a un ritmo de medio a un kilo por semana como consecuencia de reducir el consumo de ciertos productos altamente calóricos, como galletas, refrescos o salsas industriales. Otra ventaja de este modelo es que insta a sustituir los productos ultraprocesados por alimentos naturales y sanos, como frutas, verduras, hortalizas y legumbres. Este tipo de dieta es válida para personas de cualquier edad.

4 Ayuno intermitente 16/8

Los actores Eisa Pataky y Chris Hemsworth son grandes defensores de este ayuno. De acuerdo con IMEO, el que comúnmente otorga mejores resultados es el de 16/8, en el cual no se ingiere ningún alimento durante 16 horas, período que suele coincidir con el que se dedica a dormir, omitiendo el desayuno y procediendo después con la ventana de alimentación.

En ese lapso se podrían consumir líquidos bajos en calorías como agua, té y cierta cantidad de café para disminuir la sensación de hambre. Durante esta fase de ocho horas «es muy importante la calidad de la alimentación, pues es un mito pensar que en esas ocho horas se puede comer de todo y en cantidad, porque el objetivo de esta pauta que permite perder entre 1 y 2 kilos a la semana es que el metabolismo optimice el consumo de energía almacenada en forma de grasa«, explica la nutricionista de IMEO Sonia Peinado.

Bernardita Vignola, nutricionista de Clínica Santa María, está de acuerdo con que esta dieta recoge suficiente evidencia a su favor sobre sus beneficios para la baja de peso. Pero coincide con Peinado en que el principal elemento para que funcione es cuidar las calorías y el tipo de alimentos en la ventana de alimentación. «Si durante las ocho horas de comer tienes una dieta hipercalórica, no va a servir para cumplir los objetivos», asegura.

5 Dieta flexitariana

Se trata de un estilo de vida basado en una alimentación vegetariana y en la que solo de manera puntual se consume carne o pescado. Según IMEO, este tipo de dieta la siguió Meghan Markle durante su segundo embarazo, no solo para evitar una subida de peso, sino también por los posibles beneficios asociados, en el que destaca la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y cáncer.

En opinión de la doctora Reyes, es una de las mejores dietas en la actualidad. «Efectivamente, la evidencia científica ha demostrado en los últimos años los beneficios de reducir la carne para evitar enfermedades, principalmente el cáncer de colon, cuya evidencia es potente», dice la especialista.

«Independientemente si se quiere perder o mantener un peso óptimo, este tipo de alimentación también puede ayudarnos a mejorar nuestra presión arterial y los niveles de colesterol y ácido úrico, siendo, además, muy eficaz en la prevención del estreñimiento«, señala la nutricionista Carmen Escalada, de IMEO.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.