Tres aspectos que hay que considerar al decidir por un programa de mensajería

  • Telegram, Signa/ y WhatsApp

  • A pesar de que WhatsApp aplazó su cambio de política de privacidad, los usuarios siguen sugiriendo a sus contactos cambiarse a otras aplicaciones que, dicen, son más seguras y privadas.

WhatsApp decidió postergar los cambios que había anunciado a su política de privacidad. Esto por el revuelo que causó la noticia de que ciertos datos serían compartidos por Facebook, empresa propietaria de WhatsApp.

La compañía, además, publicó en su blog que quería aclarar rumores y difundió una lista de lo que no hace con los datos – pero sin detallar lo que hace-, por ejemplo, que no puede ver los mensajes personales, ni escuchar llamadas y que no comparte los datos de los contactos con Facebook.

A pesar de dichas explicaciones, varios usuarios han comenzado a descargar y a usar alternativas a WhatsApp, alentados por cadenas (irónicamente en la misma app) que llaman a cambiarse a opciones como Signal y Telegram.

Ambas llevan bastante tiempo en el mercado, pero son poco conocidas por la mayoría.

"La migración masiva de usuarios es una buena señal, ya que da cuenta de que a los usuarios sí les interesa el tratamiento de datos que están haciendo las grandes plataformas de internet. Es bueno que el número de usuarios no se concentre en algunas aplicaciones, porque si te das cuenta muy pocas compañías monopolizan las comunicaciones en internet", dice Jessica Matus, fundadora y directora de la fundación Datos Protegidas.

Acá resumimos aspectos a considerar para elegir una u otra.

Privacidad de los datos

En este aspecto hay diferencias importantes. "Signal fue creado para resguardar la privacidad de las personas. Detrás de esta aplicación hay una fundación que avala que su fin es proteger la privacidad", dice Jessica Matus.

Dicha organización publicó en sus redes sociales una tabla comparativa sobre la información que es recolectada por WhatsApp, Telegram y Signal.

Mientras Signal solo recopila el número de teléfono, Telegram añade la recolección del ID del usuario, el nombre de la cuenta y los contactos.

Según esta ONG, los datos que recopila WhatsApp son todos los anteriores más el historial de compras, datos de publicidad, ubicación, correo electrónico, interacción con la app, entre otros.

"Si bien ninguna escucha tus conversaciones, el problema es con los llamados metadatos, es decir, la hora en que te conectas, el tiempo que usas la aplicación, con quién hablo más. Esos son datos que le sirven a Facebook", dice Pérez.

Tanto Matus como Pérez consideran que si fuera solo por privacidad, el que destaca es Signal.

Seguridad de las conversaciones

"En este aspecto las tres aplicaciones son bastante parecidas. Tienen diferencias sutiles, pero para un usuario común es más o menos lo mismo", dice Jorge Pérez, investigador del Instituto Milenio de Fundamento de los Datos.

Signal y WhatsApp tienen encriptación punto a punto de las conversaciones.

"Esto quiere decir que se crea un canal directo entre tu dispositivo y el de la otra persona, y el mensaje viaja codificado. Si llegara a ser interceptado, cosa que ya es muy difícil, sería imposible descifrarlo porque toma un tiempo abismante", aclara.

Telegram es distinto, pero no significa que sea menos seguro. "Las comunicaciones también viajan codificadas, pero del teléfono a un servidor y de ahí al otro dispositivo. En la práctica hay un paso más, pero lo hacen por una cosa técnica, ya que permiten usar la aplicación en múltiples plataformas, sin necesidad de tener el celular encendido", aclara. Sin embargo, Telegram también tiene la opción de activar conversaciones encriptadas de punto a punto.

Funciones

Si bien Signal es el que más resguarda la privacidad del usuario, también es el más minimalista en cuanto a funciones. "Puedes enviar mensajes, hacer llamadas y llamadas por video, tener grupos, enviar archivos y fotos. Para muchos eso es suficiente", dice Pérez.

Telegram está al otro extremo. Tiene una serie de funciones que incluso superan a las de WhatsApp. "Muchas de las cosas que salen en Telegram al tiempo las ves en WhatsApp", aclara el investigador.

Pérez nombra, por ejemplo, la posibilidad de enviar archivos muy grandes, incluso a uno mismo, por lo que se puede usar como "una nube" de respaldo personal.

David Morcillo tiene instalada las tres aplicaciones. La que más le gusta es Telegram por sus mayores opciones para configurar la privacidad y una función que las otras dos no tienen: "grabar cortos de videos tal como en WhatsApp se hacen cortos de audios", dice. También le gusta la cantidad de stickers y emoticones animados que tiene Telegram.

WhatsApp los supera a ambos en la cantidad de usuarios, lo que puede marcar una gran diferencia, ya que la función de las tres es ayudar a comunicarse con otros.

WhatsApp ya tiene más 2 mil millones de usuarios a nivel mundial, mientras que Telegram ya lo usan 550 millones de personas. Signal, en tanto, no ha dado a conocer su cantidad de usuarios, pero se estiman en unos 28 millones en el mundo.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 21-01-2021

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.