Se dijo del medioambiente

Estudio plantea que polvo de faenas mineras acelera derretimiento de glaciares

Trabajo encargado por el MOP a equipo de la USM, publicado en la revista científica Environmental Research, establece que los glaciares pierden superficie a un ritmo cuatro veces más rápido, dependiendo de su cercanía con las faenas: durante el período de estudio, el glaciar Olivares perdió el 28% de su superficie, mientras que el glaciar Bello, solo el 6%.

El glaciar Olivares Alfa está ubicado a 50 km al noreste de Santiago y a 4.520 metros de altitud, en la zona más rica en estos hielos supuestamente eternos de la cuenca del río Maipo. Al igual que la mayoría de los 1.320 glaciares de los Andes Centrales afectados por el cambio climático ha perdido superficie, pero lo hace a un ritmo inusualmente rápido, que lo ha llevado a reducir su tamaño en 63% desde 1955, hasta alcanzar 3,8 km2 en 2014.

Mediciones y resultados

Los resultados se desprenden de análisis realizados en terreno en los que se tomaron muestras de nieve y hielos superficiales y profundos del glaciar, y se midió la presencia de carbono negro proveniente de la quema de combustibles fósiles y polvo mineral que lo ensucian, reduciendo su capacidad de reflejar la luz solar, lo que resulta en que se calienten y derritan con más facilidad. Asimismo, se estableció la presencia de metales que actúan como «huella digital» de la fuente contaminante.

Las mediciones replicadas en el glaciar Bello, de tamaño similar (3,6 km2), situado 50 km más al sur de los yacimientos mineros, a la misma altitud y a igual distancia de Santiago (50 km) que el Olivares Alfa, arrojaron resultados que establecieron diferencias: el Olivares Alfa tenía 6.000% más de carbono negro, 8.700% más de arsénico y 17.400% más de cobre que el Bello.

Los análisis de vientos fueron consistentes en excluir la contaminación de Santiago y apuntar al polvo proveniente de las faenas mineras a rajo abierto.

Medidas de mitigación

«El aspecto relevante es que por primera vez se desacopla el efecto climático del antrópico local, cuantificando cada uno«, dicen los glaciólogos, quienes destacan que ello permite establecer responsabilidades y diseñar medidas de mitigación.

Más de 60 faenas y proyectos de exploración o explotación cercanos a glaciares se mantienen en alerta por posible cambio constitucional

La producción afectada por la eventual paralización de operaciones y nuevos proyectos el 2031 llegaría a 1.809 kilotoneladas de cobre fino, más de lo que produjo Codelco durante el año 2020.

Preocupan los efectos que podría tener el artículo 146, que señala que «quedan excluidos de toda actividad minera los glaciares, las áreas protegidas, las que por razones de protección hidrográfica establezca la ley y las demás que ella declare«.

A la luz del proyecto de ley de glaciares, la Comisión Chilena del Cobre elaboró una estimación de lo que ocurriría con una norma de este tipo. Desde dicha entidad afirman que el cálculo es igualmente válido para medir el impacto de la propuesta de Constitución.

En ese estudio identificaron 64 activos mineros cercanos a cuerpos de hielo o glaciares a no más de 10 kilómetros de distancia que podrían tener que cerrar. Entre ellos se cuentan cinco grandes faenas (Los Bronces, Andina, El Teniente, Caserones y Los Pelambres), cuatro faenas medianas, 15 pequeñas, 27 prospectos y 10 proyectos.

El informe señala que la producción afectada a causa de la eventual paralización de operaciones y dejar de construir nuevos proyectos sería de 1.387 kilotoneladas (kt) de cobre fino para 2023 y hacia 2031 llegaría a 1.809 kt. Esa última cifra es mayor a toda la producción de Codelco en 2020 (1.727 kt). Añade que «entre el 2021 y 2029 la inversión con posibilidad de ser afectada sería de US$ 17.155 millones, considerando proyectos en desarrollo o construcción» y que se afectaría a 80.728 trabajadores.

Seis proyectos mineros rechazados ambientalmente durante este gobierno

Desde el 14 de abril al 19 de julio han rechazado seis proyectos de inversión mineros, cinco de los cuales contaban con un ICE favorable, recomendando su aprobación: Minera San Cayetano (US$20,5 millones); Exploraciones Ricardo II (US$1,1 millones); Fenix Gold (US$206 millones); Los Bronces Integrado (US$3.000 millones); Plan de Desarrollo LP Minera Cerro Negro S.A. (US$22 millones) y Fase V de El Soldado (US$40 millones). Las seis iniciativas suman una inversión de US$3.290 millones.

Diego Hernández, presidente de Sonami, lamentó la decisión de la Coeva. “Nos parece una muy mala señal que en el último tiempo se haya rechazado una importante cantidad de proyectos no solo de desarrollo futuro minero, sino que también de continuidad operacional, cuya alternativa no es otra que el cese de las operaciones. Ya van al menos 6 proyectos mineros rechazados en los últimos dos o tres meses. En el caso de El Soldado, este era un proyecto que contaba con un ICE positivo del SEA”, acotó.

Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero dijo confiar en “que las instancias de revisión del proyecto puedan aclarar las preocupaciones y observaciones que condujeron a esta decisión”. Y agregó: “Particularmente en este caso, que se trata de un proyecto de continuidad operacional, que cuenta con la recomendación de aprobación y oficios favorables de todos los servicios que fueron parte del proceso de evaluación ambiental. Es fundamental la disposición de la autoridad para dirigir un proceso de evaluación que no deje dudas del cumplimiento de las exigencias de sustentabilidad y estándares ambientales con los que opera la gran minería en Chile. En el contexto macroeconómico actual del país, es clave poder entregar señales de certeza a las inversiones mineras, tanto de proyectos en ejecución como en evaluación”.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.