Se dijo del medioambiente

A causa de bloqueos en accesos a la faena por parte de comunidades AMSA desmoviliza más de 1.000 trabajadores en Los Pelambres

  • Sindicatos de operarios propios y de contratistas hicieron un llamado a solucionar el conflicto y alertaron por pérdidas de puestos de empleo.

«Sin duda que estamos frente a un escenario complejo, no deseado, que provoca incertidumbre y riesgo para nuestro futuro laboral, para nuestro derecho al trabajo y por el impacto social que tendría en el valle, la región y el país el perder la fuente laboral y de desarrollo que significa Minera Los Pelambres«, detalla la declaración.

Los sindicatos también apuntaron a eventuales problemas sobre el derecho al trabajo, pero también advirtieron que se requiere iniciar las obras de reparación a la brevedad posible para evitar daños y la liberación de los caminos para el transporte de personal e insumos clave.

«Lo que yo defiendo es la estabilidad laboral de los trabajadores ( … ); se teme que si no se llegue a un acuerdo, están en riesgo muchos empleos«, explicó Muñoz, añadiendo que tampoco se han podido realizar las obras de reparación en el ducto que se encuentra dañado.

Según trascendió, se ha desarrollado una serie de negociaciones entre la empresa y las comunidades, en las que incluso han participado autoridades como el alcalde o la delegada provincial.

Diferencias se vinculan con compensaciones exigidas por las comunidades.

Fuentes conocedoras explicaron que se espera que se llegue a un acuerdo que compromete una serie de beneficios para los vecinos de Los Pelambres, entre los que se incluyen aportes en salud, antenas de celular y proyectos de alcantarillado local.

Los  conflictos mineros, el frente que amenaza la economía peruana y al gobierno de Castillo

Más del 60% de las 209 disputas sociales están vinculadas a quejas por actividades extractivas, según la Defensoría del Pueblo.

A poco más de 10 meses del inicio de su mandato, el frente más complejo que tiene hoy son los conflictos mineros, que amenazan la seguridad de la población y a un sector clave de la economía.

La cifra conflictos sociales en el país llega a 209, según los últimos datos de la Defensoría del Pueblo, de los cuales 160 de los problemas están activos y 49 latentes. Además, hay 52 de los denominados «casos en observación», que podrían convertirse en conflictos sociales en el futuro si las autoridades no los atajan.

Más del 63% de esos 209 conflictos sociales estuvieron relacionados con quejas por daños al medio ambiente debido a actividades extractivas, entre ellas la minería.

En una línea similar, el último informe de la Secretaría de Gestión Social y Diálogo del Consejo de Ministros afirma que 57% de los conflictos sociales en Perú -total que estima en 118- están relacionados con la minería.

Consecuencias

Ese es el tipo de conflicto que más preocupa al gobierno, y con razón. El 60% de las exportaciones del país dependen de esa industria y las inversiones mineras, que sumaron US$ 60.000 millones en los últimos diez años en el país, se muestran esquivas en el futuro cercano por los problemas en torno a varias minas.

El problema más grande está en la gran mina de cobre de Las Bambas (en el departamento de Apurímac, al sur), que lleva años en curso y que enfrenta los intereses de las comunidades de la zona con la empresa china MMG.

Los problemas tienen desde el 20 de abril totalmente paralizado el yacimiento, que produce 2% del cobre mundial y la situación ya provocó el despido de tres mil trabajadores, según dijo MMG el viernes.

En Perú, desde inicios de los 2000, la minería se convirtió en una de las mayores fuentes de tensión, sobre todo en los sectores rurales donde en la mayoría de los casos son comunidades indígenas que ponen problemas con la minería frente a la negociación sobre la compra de tierra.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.