Cochilco ordena a Enami investigar responsabilidad en cuestionada licitación

Mayor costo de sistema de gestión. Ente fiscalizador impartió una serie de recomendaciones en auditoría.

Sistema de gestión contratado en 2016 contó con una extensión de plazos y sobrecostos no informados, con consecuencias en los registros contables de la empresa estatal.

Buscar responsabilidades individuales y administrativas fue una de las órdenes principales que hizo la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) a la firma estatal Enami. Esto, luego de dar por concluida la semana pasada su auditoría respecto a la contratación y retrasos en la puesta en marcha del sistema de gestión ERP Oracle, contratado por su administración anterior y a la que tuvo acceso "El Mercurio".

Dentro de la investigación se reveló una serie de irregularidades en torno a la contratación de la empresa proveedora, Adepta Consultora, realizada en 2016 a cambio del pago de unos US$ 3,7 millones.

En el detalle de la auditoría del fiscalizador se encuentra el atraso de siete meses entre que se adjudicó la licitación y que se concretó la suscripción del contrato. Junto con esto, se apunta a que existieron modificaciones contractuales, sin que estos fueran notificados al directorio de la Enami, para extender los tiempos de puesta en marcha del nuevo sistema de gestión, período que cambió de 6,5 a 15 meses.

Los efectos financieros de estos cambios hicieron que se elevaran los costos del contrato por un monto de US$ 871.220, lo que se explica en un 56% a la extensión de plazos y el resto, por el mayor alcance del sistema.

Estas irregularidades generaron importantes desórdenes en la integración contable de la empresa estatal, dentro de los que incluso se consideró el presupuesto de la empresa para 2019, que se suman al retraso en el pago a proveedores, entre otros efectos.

Con el fin de evitar que se repita este tipo de situaciones, Cochilco exigió una serie de medidas a la Enami, entre ellas "la realización de una investigación interna respecto de lo observado", más allá de las auditorías que ya ha impulsado la estatal, con el objetivo de que se determinen las responsabilidades administrativas y se clarifiquen los motivos del ocultamiento de información al directorio, para lo que dan plazo hasta enero de 2019.

En este escenario, un grupo de parlamentarios anunciará esta semana la creación de una comisión investigadora para analizar los hechos y pesquisar si existen más irregularidades en torno a la Enami.

Las medidas de Enami

La firma estatal ya ha implementado algunas medidas para salvaguardar el buen funcionamiento de la organización. "Después de la revisión funcional del estado actual del proyecto, quedaron en evidencia una serie de inconsistencias entre los requerimientos definidos en la etapa de licitación y las funcionalidades implementadas, además de la ausencia de criterios de aceptación para avanzar en las etapas de implementación y, lo más complejo, su salida en vivo en enero de 2018, a pesar de que no se había terminado la etapa de pruebas unitarias ni realizado las pruebas integrales", comentaron desde la firma tras ser consultados por "El Mercurio".

Asimismo, el directorio de Enami tomó acciones para iniciar el proceso de estabilización del sistema en el que la firma trabajará durante 2019, lo que se suma a la incorporación de un jefe de proyecto de perfil técnico-funcional con experiencia en implementación de ERP, como contraparte del implementador.

Investigación

Esta semana se concretaría una comisión investigadora en la Cámara de Diputados.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.