Se dijo del Covid esta semana

Mira AQUÍ Informe Covid GMLC al 08-07-2022

Airear oficinas y habitaciones, un »recurso» poco usado contra el covid-19

Mejorar la calidad del aire en espacios interiores también ayudaría a evitar otras enfermedades.

Más de dos años después del inicio de la batalla contra el covid-19, airear una habitación para dispersar las partículas contaminadas sigue siendo un «arma» marginal, pese a su importancia.

«Para reducir la mortalidad y contener la pandemia, habría que disminuir el nivel de contaminaciones, lo que hoy por hoy la vacuna por sí sola no logra hacer», dice el epidemiólogo Antaine Flahault. «Se necesita una nueva fase, la de la mejora de la calidad del aire interior», afirma el director del Instituto de Salud Global de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ginebra.

Sin embargo, los esfuerzos para sanear el aire interior siguen siendo insuficientes, según los especialistas.

La ventilación es uno de los «gestos barrera» recomendados por las autoridades. Pero, «en general, los gobiernos no tratan este tema», observa Flahault. Solo unos pocos países, en Asia, América o Europa, anunciaron planes.

Más allá del covid-19, la batalla del aire podría marcar una nueva etapa para la salud pública: «Tales medidas también mitigarían considerablemente el impacto de otras enfermedades», dijo Stephen Griffin, profesor asociado de medicina en la Universidad de Leeds, en el Science Media Center.

«Una mejor ventilación también mejora la cognición al reducir los niveles de dióxido de carbono y, con la filtración, puede reducir el impacto del polen y las alergias», detalló.

Nuevo estudio sobre el covid ayuda a comprender síntomas persistentes

Científicos de los Institutos Nacionales de Salud (NIH} de Estados Unidos concluyeron que la respuesta inmune generada por la infección de coronavirus daña vasos sanguíneos del cerebro y puede ser responsable de síntomas de covid prolongado.

Este descubrimiento puede explicar por qué algunas personas tienen efectos persistentes de la infección, como dolores de cabeza, fatiga, pérdida del olfato y el gusto, incapacidad para dormir, así como «niebla cerebral», y ayudar a encontrar nuevos tratamientos para covid-19 prolongado.

Más que detectar evidencia de covid-19 en el cerebro, el equipo encontró que fueron los propios anticuerpos de los pacientes los que atacaron las células que recubren los vasos sanguíneos del cerebro, causando inflamación y daño.

Aumentan los casos de Covid-19 en el mundo: ¿Tendremos que ocupar nuevamente mascarilla de manera obligatoria?

  • Los casos de coronavirus se han incrementado un 30% en los últimos 15 días en todo el mundo, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El aumento de estos casos se debe especialmente a los sublinajes de Ómicron BA.4 y BA.5, y a que se han reducido “drásticamente” la realización de pruebas diagnósticas, y no se están suministrando con “suficiente antelación” los tratamientos que evitan un agravamiento de la enfermedad, entre otros motivos.

La pandemia no se ha acabado y el coronavirus tiene todavía mucho que hacer y puede causar estragos. Hay que usar mascarillas y evitar lugares con muchas personas. Hay que ser solidarios y proteger a personas más vulnerables, es un acto de amor y de solidaridad”, ha dicho la OMS.

Las autoridades españolas y francesas han recomendado a sus ciudadanos que vuelvan a utilizar mascarillas cuando accedan a diferentes espacios públicos cerrados, ya que el número de contagios de Covid-19 ha ido en aumento en ambas naciones.

De acuerdo a infectólogos nacionales, en Chile, no debiese aún ser necesario, ya que los contagios por Covid han seguido parejos “y el uso de las mascarillas en lugares externos no ha influido mayormente en la cantidad de contagios, no obstante, si sigue siendo muy importante mantener el uso de mascarillas en espacios cerrados.

Bajas temperatura y humedad

Hay una sensación de que las mascarillas se humedecen más rápido en invierno que en otras épocas, sin embargo, los expertos aclaran que a pesar del clima las mascarillas sigue siendo una medida de protección y que es muy raro que se vaya a mojar con la lluvia, “habría que estar con la mascarilla puesta sin paraguas y mirando el cielo”, explican.

La mascarilla se humedece mucho más con la propia respiración que con la humedad del medioambiente.

 

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.