Se dijo del Covid esta semana

Mira el Informe Covid 19 GMLC al 05-05-2022

Guardar la mascarilla en el bolsillo es un error grave

Indistintamente se trate de mascarillas quirúrgicas de tres capas o del tipo  KN95, los especialistas coinciden es que meterlas en el bolsillo es la peor manera de guardarlas.

Si se doblan demasiado, dicen, el metal que se usa para ajustarla a la nariz pierde la forma redondeada que las ajusta a la nariz, lo que permitiría el paso de partículas al no amoldarse completamente al rostro.

Igualmente, guardarla en el bolsillo puede producir microfisuras en las telas que repelen el agua y hacen las veces de filtro, con lo que la mascarilla pierde sus propiedades.

Qué hacer

De acuerdo a los especialistas, el mejor escenario es no sacarse la mascarilla para evitar manipularla, lo que en el momento actual de la pandemia es muy difícil de lograr. Por lo que aconsejan:

Evitar la contaminación cruzada.
  • Cuando se doblan las mascarillas, las caras exterior e interior pueden quedar en contacto, de modo que los agentes infecciosos que están en un lado pasan al otro, ocasionando contaminación cruzada.
No descuidar el lavado de manos
  • En caso de manipular la mascarilla corresponde un lavado inmediato de manos. El virus permanece activo por días en la capa exterior de la mascarilla y puede producir contaminación cruzada si posterior a la manipulación la persona se toca la nariz, ojos o boca.
Evitar que entre en contacto con superficies contaminadas
  • Como sería usarla como brazalete o colgando de la muñeca.
  • De ponerla bajo el mentón, el ideal es manipularla por la zona de los elásticos.
Respetar la duración.
  • El uso continuo de una mascarilla quirúrgica no debe superar las 4 horas y, en el caso de las KN95, no más de 8 horas de uso continuo.
Guardarlas apropiadamente

El ideal es guardarlas de forma que las caras no se toquen y que no haya que doblarlas.

Un buen método es guardarlas estiradas en una bolsa de papel, puesto que al ser el papel un material poroso y absorbente, ayuda a deshumedecerla tras el uso.

Si es posible, usar cajas especiales, del tipo «Mask Case», fabricadas especialmente para guardar mascarillas.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.