Se dijo de la Innovación en minería esta semana

Informática

La tecnología se ha transformado en una pieza clave de la industria minera

De cara al futuro cercano, según el informe «2023, el futuro cercano de la minería», algunos puntos clave que se prevén para la industria minera son:

  1. Surgirán soluciones de financiamiento alternativas que reducen la carga sobre los balances de las empresas mineras. Esto crecerá en popularidad, afectando fuertemente las bolsas de valores.
  2. Las empresas mineras se convertirán en un libro abierto debido a la presión por parte de los inversores a fin de demostrar su licencia social para operar. Usarán la tecnología Blockchain para validar sus operaciones.
  3. La Inteligencia Artificial (IA) será común en las operaciones mineras, ya que las empresas la usarán para interpretar datos de sensores inteligentes y la interconexión de máquinas, así como para mejorar la seguridad operacional y la eficiencia a través de tecnologías no tripuladas y con IA. Esto convertirá a la minería en una de las ocupaciones más seguras de su clase.
Los desafíos

Enfrentar de mejor forma el riesgo cibernético, la maximización de los recursos financieros y de talento, acrecentar el uso de robots, apostar por las energías renovables e implementar soluciones de Internet de las Cosas (loT) serán algunos de los impulsores del cambio en el sector de la minería de cara a los próximos años. Así lo deja en evidencia un informe titulado «2023, el futuro cercano de la minería«, elaborado por BDO Global.

El estudio indica que se acabaron los días en los que las empresas mineras simplemente se dedicaban a buscar minerales. Hoy, de cara al futuro, las organizaciones deben centrarse en innovar, lo que en minería significa desarrollar nuevos productos y procesos para maximizar los recursos, si se considera que el mayor retorno que se logra de la inversión en el negocio se genera por el efecto de las tecnologías que van aplicadas a los diferentes procesos en la cadena de valor.

Las prioridades a mediano y largo plazo están enfocadas en temas de productividad, calidad, seguridad y confiabilidad.

En este sentido, el Big Data resulta relevante, dada la cantidad de información operativa y predictiva que se produce y maneja en las operaciones mineras.

Solo el proceso que va desde el rajo hasta el chancado genera información de gran valor para la optimización.

En procesos predictivos, por ejemplo, la utilización de información de Big Data puede apoyar valores tan relevantes como el monitoreo de taludes en los rajas, que permitiría reaccionar rápidamente ante pequeños movimientos y adelantarse a las consecuencias no deseadas de un derrumbe sorpresivo, apuntan los entendidos.

La incorporación de la tecnología basada en Machine Learning, aplicada a aspectos eventualmente riesgosos, permite predecir incidentes para adelantar medidas de corrección o resguardo que posibiliten aumentar la protección de la salud y de la seguridad de los colaboradores.

Continuidad operativa y proveedores de soluciones

La tecnología en esta cuarta revolución industrial guarda directa relación con la eficiencia en los costos.

Por ello, el desafío para los proveedores consiste en entender el ciclo completo del negocio de la minería, donde uno de los factores de mayor incidencia es la interacción entre la materia prima, la extracción de mineral y las personas que participan en la operación.

Cuando algo falla, cuando una persona comete un error o se accidenta, provoca alteraciones, tanto por el lado humano, como por el impacto que las demoras en la producción tienen sobre los costos.

Asegurar la continuidad operativa juega un rol relevante al incorporar innovación y la tecnología debe servir a asegurar dicha continuidad. Ya no se trata solo de cómo hacer para extraer más producto, se debe asegurar que el proceso de extracción no tenga pérdidas en la continuidad del trabajo.

Entre los aportes que ha generado la IA en la minería destacan la identificación temprana de fallas en bombas, el reconocimiento de defectos en componentes chancadores, la implementación de herramientas de visualización y el envío de mensajería de alertas. Asimismo, se ha avanzado en la identificación de eficiencia de procesos de transporte de camiones y asignación de personal.

Capacitación

Empresa chilena crea metodología de capacitaciones para la minería
  • El modelo. 100% en línea, permite homologar el conocimiento y capacitar a los colaboradores a través del «Aprendizaje Operacional Inteligente«, que aumenta la productividad y desarrolla las habilidades internas.

Aumentar la productividad, reducir la tasa de errores y hacer más eficientes los procesos son los mayores logros de las nuevas capacitaciones que se imparten dentro de las operaciones de las empresas, tanto física como virtualmente, sin necesidad de horas extras y que en pandemia han aumentado su demanda en un 67%. Ese es el objetivo de CheckPersons, un sistema de capacitación basado en la metodología MOi (Matriz de Diseño lnstruccional}.

La MOi consiste en tomar la información relevante de los procesos operacionales de cada empresa y transformarla en contenido de capacitación, especialmente adaptado para la línea operativa y de supervisión de cada empresa, con resultados medibles y sin apartar a las personas de sus actividades habituales.

Diego Rivera, director ejecutivo de CheckPersons, explica que se trata de un modelo recurrente, asincrónico y sistemático que ayuda a que los aprendizajes se anclen fácilmente.

«Hemos implementado con éxito programas de capacitación para áreas operativas, productivas y logísticas de distintas empresas, porque hemos encontrado un calce exacto entre las características de estas áreas y una sistemática de hacer las cosas que nada tiene que ver con los programas tradicionales y genéricos de capacitación a los que estamos acostumbrados«, apunta.

La tecnología utilizada es 100% personalizada, por medio de cápsulas breves de video instrucción y video proceso, audio-tips de ayudantía e infográficos de apoyo, con relatores internos de la empresa en donde lo relevante es lograr transformar contenidos técnicos en contenidos de aprendizaje operacional inteligente, a medida.

Aprendizaje Operacional Inteligente

Según Rivera, la aplicación del modelo de Aprendizaje Operacional Inteligente (AOI) constituye una combinación precisa de dos factores: la utilización de medios audiovisuales que facilitan la incorporación de contenido técnico y la ciencia aplicada al aprendizaje en adultos, que indica la importancia de focalizar la atención en un solo problema a resolver, que pueda ser claro y medible. Para las áreas operativas, productivas o logísticas, esto puede tomar distintas formas, desde seguir un protocolo de mantenimiento de una maquinaria en faena o implementar correctamente los pasos de aislamiento y bloqueo de un equipo de manufactura, hasta almacenar correctamente mercadería en un centro de distribución.

La ciencia aplicada del aprendizaje en adultos nos ha mostrado que para que se genere aprendizaje significativo y duradero en un colaborador, es necesario que los contenidos se «anclen» en su repertorio de conductas. Este proceso no sólo se logra entregando información relevante, sino que principalmente se logra cuando aplicamos un método que permita transformar contenidos en conocimiento y conocimiento en conductas observables.

Enfoque RAS

El enfoque que desarrolla CheckPersons requiere que todos los instrumentos de aprendizaje y refuerzo que se utilicen cumplan con los requisitos de esta sigla: deben ser recurrentes, asincrónicos y sistémicos. Esto, dado que está comprobado que un adulto que se enfrenta a una instancia de entrenamiento o capacitación con metodologías tradicionales de aprendizaje olvida el 90% de lo que aprendió si este contenido no es reforzado.

El modelo de Aprendizaje Operacional Inteligente, incorpora elementos como repetición espaciada en intervalos crecientes de tiempo, práctica de recuperación, test de reforzamiento de contenidos e infografías de apoyo, entre otra batería de herramientas que permiten anclar el aprendizaje en la memoria de largo plazo.

Relevante

Según los expertos, en los próximos años, se generará una transformación de las operaciones manuales a operaciones semi­automatizadas de la operación minera. Esto significa que las competencias, destrezas, conocimientos y habilidades de los operadores deben ajustarse a nuevos protocolos de trabajo y control. En este punto, el entrenamiento y la capacitación juegan un rol importante, así como la homologación de los conocimientos técnicos entre todos los miembros de los equipos operativos y la adecuación de los sistemas de inducción.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.