Recuperar la estabilidad emocional en medio de la incertidumbre

  • Enojo, temor y tristeza son algunos de los sentimientos que afloraron entre los chilenos desde que se inició el movimiento social, según un estudio de la U. Mayor realizado ese mes.

  • Retomar actividades de esparcimiento y ejercicio, en la medida de lo posible, verbalizar las emociones y aceptar lo que está fuera del propio control son algunas acciones que ayudan.

Sugerencias de los especialistas ante la situación del país:

  • "Una vez que bajamos los brazos entendemos que no podemos controlar la situación, podemos buscar el mejor camino para expresar las emociones, desde hablar con amigos hasta juntar a los vecinos para ayudarse " .
    Rodolf o Bachler, ACADMICO DE PSICOLOGÍA DE LA U. MAYOR

  • _"Mi vida ha cambiado demasiado”_; dice Rosita Becerra, de 64 años y asesora del hogar.

Lo dice porque hace poco más de tres semanas, antes de que iniciaran las protestas en el país, ella se demoraba dos horas en llegar a su trabajo. Pero con los cambios en el sistema de transporte, especialmente de Metro de Santiago, su ruta desde Cerro Navia hasta San Carlos de Apoquindo se transformó.

"Antes yo podía salir a las ocho de la mañana, pero ahora, sin metro, salgo incluso a las seis y media" cuenta. Y asegura que la situación se tradujo en una sensación de estrés e incertidumbre constante.

"Nunca sé cuánto me va a tomar llegar a mi casa, y como el metro de Los Dominicos lo cierran a las ocho, trabajo estresada" dice. "Me siento mal", añade. "No sé cuándo se va a terminar esto".

Sentimientos de tristeza y angustia aparecen en momentos de mucha tensión e incertidumbre como los de estos días, dice el psiquiatra Miguel Prieto, de la Clínica Universidad de los Andes.

"La manera ideal de volver a estabilizar las emociones es que la situación se normalice, pero cuando eso no se puede, hay ciertas cosas que pueden ayudar" asegura el doctor.

Retomar las rutinas que sí están bajo el control de cada quien

Prieto explica: "En la medida que la persona puede trabajar, volver a trabajar; si asistía a una clase de yoga o a reunirse con los vecinos, que lo hagan como antes".

De esta manera, asegura el especialista, la mente lograr soltar pensamientos asociados al conflicto, lo cual permite bajar la tensión.

Abrirse a otros

Otra cosa importante, asegura el médico, es verbalizar las emociones que van apareciendo. "Compartir las sensaciones con una red de apoyo, hará que estas vayan a la baja, porque quien lo guarda para sí se convierte en una bomba de tiempo de peleas o agresiones", dice Prieto.

Es algo que ha aplicado Eduardo Castillo (43), quien es supervisor de una cafetería en Huechuraba. Hasta allí se trasladaba en metro todas las mañanas desde Vicuña Mackenna, a la altura de Baquedano. Ahora que lo hace en micro, le toma más tiempo llegar, dice. "Además, como las protestas son a diario y siempre tengo la preocupación de cómo estará la zona donde vivo o qué otra cosa habrán incendiado, siento mucha angustia".

Por eso, dice, ahora trata de pasar por la casa de algún amigo para distraerse antes de volver a la suya. "Me afecta mucho el tema, pero converso con mis amistades, me desahogo y ellos me aconsejan y así he logrado calmarme" comenta.

A juicio de la psiquiatra de la Red de Salud UC Christus, Paulina Troncoso, otro elemento importante para lograr que las emociones vuelvan a su cauce es tratar de mantener las rutinas biológicas básicas. "Esto significa dormir bien, acostarnos a la hora, alimentarse de forma saludable y pasar más tiempo con la familia” asegura Troncoso.

"Una persona que altera su ritmo biológico va a alterar sus emociones y, por lo tanto, su vida laboral y familiar, en cambio si los retomo, ayudo a canalizar mejor mis sentimientos", añade la doctora, quien también recomienda evitar la sobreexposición.

"Hay que identificar si ver redes sociales te hace mal, te desconcentra y te lleva de nuevo al conflicto, hay que evitar esas situaciones para tratar de mantener la calma" comenta.

Con ello concuerda Rodolfo Báchler, académico de la escuela de Psicología de la U. Mayor y autor del estudio "Radiografía emocional frente a la movilización social", un trabajo que exploró las emociones que han sentido los chilenos a partir de las protestas.

En su opinión, hacer ejercicios de conciencia también puede ser muy útil para recuperar cierta normalidad en las emociones. Esto significa aceptar que no tenemos control de toda la situación.

"Si bien las emociones no pueden ser controladas, sí se puede bajar su intensidad y, para eso, hay que trabajar la autoconciencia" dice el psicólogo. "Cuando sintamos angustia o frustración, ayuda repetirse que esto no depende ciento por ciento de mí antes de volver a la rutina, porque mantenerse en una posición de control puede ser mucho más angustiante", puntualiza.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 13-11-2019

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.