«Para seguir avanzando, se requiere una transición hacia una minería sostenible»

  • Ricardo Irarrázabal, subsecretario de Minería:

  • La autoridad se encuentra encabezando el trabajo del Gobierno en la creación de una política minera, estableciendo así las bases del desarrollo en el sector para las próximas décadas.

A tres meses de asumir como subsecretario de Minería, Ricardo lrarrázabal tiene como foco el desarrollo de la política minera, documento que busca delinear el trabajo de la industria local para las próximas décadas, en medio de la transformación por la que atraviesa, y poniendo el foco en la sostenibilidad de la industria.

lrarrázabal explica que no se trata de cambiar las reglas del juego, pero sí de equilibrar el pilar económico, social y ambiental.

En esa línea, se ha encargado también de encabezar la estrategia del Ejecutivo respecto del proyecto que busca proteger los glaciares, y que hasta antes del estallido social que existe en el país, se encontraba cerca de lograr un acuerdo para ser aprobado en la comisión de Minería del Senado.

Respecto de los acontecimientos que han ocurrido en el país las últimas semanas, la autoridad apunta a que es clave mantener la continuidad operacional de las diferentes faenas que hay, para así conservar el liderazgo mundial.

Respecto de la crisis social que existe en el país, ¿cómo puede aportar la industria del cobre en avanzar hacia una solución?

"Chile es un país históricamente minero: el 10% del PIB, el 55% de las exportaciones y el 18% de las inversiones provienen de la minería, ingresos que han permitido por años alcanzar un mayor progreso. Estamos conscientes de que hay más por hacer. El Presidente escuchó las demandas de la ciudadanía y ya estamos trabajando en buscar mejoras a través de iniciativas concretas. Pero también, y a fin de no perder nuestro liderazgo minero, es importante seguir con la continuidad operacional que ha tenido la industria, es fundamental el diálogo, la voluntad y los consensos".

¿Cuáles son los principales desafíos que se prevén para el futuro de la industria?

"El gran desafío, en una suerte de transición que está la industria, es avanzar hacia una minería sostenible. Hay que preguntarse qué hubiese pasado si no teníamos minería, más allá de lo económico, sino del desarrollo del país, y eso es un gran resultado de lo que fue la Ley Orgánica de Concesiones Mineras y el Código de Minería. La producción de cobre desde 1975 ha aumentado cinco veces, pero si queremos seguir creciendo como industria, no es solo la importancia de la concesión minera y de la certeza jurídica que te da, sino que para seguir avanzando como industria, se requiere una transición hacia una minería sostenible".

¿Qué se debe incluir en esa minería sostenible?

"Es una lógica que debe incorporar no solo la dimensión ambiental, sino que también la social e integrarlo con la económica. Si queremos seguir creciendo, hay que incluir esta dimensión, que es lo que estamos haciendo con la política nacional minera, que está presente el tema económico, ambiental, social y una cuarta, que son las temáticas de gobernanza".

-¿De qué trata esa política minera?

"La política minera del país no está escrita, hay algunos documentos en el sector privado, pero una política elaborada desde el Estado es algo que está en el radar de nuestro gobierno y que resulta trascendental en esta lógica transicional de la industria, porque es una validación y legitimación en vista de un proceso paricipativo. El primer semestre del próximo año tendrá un desarrollo regional y el documento final debiese estar listo durante la segunda mitad del año".

¿Cómo se relaciona esto con las exigencias que enfrentan la minería en temas como menores leyes, o la automatización de las faenas?

"No es correcto sacar estos temas de la discusión de sostenibilidad, porque son parte del pilar económico, desafíos tecnológicos y ambientales que significan un mayor costo, empleabilidad, por lo que es parte de la discusión, pero es muy dinámico y desafiante para Chille, que es un país con tradición minera. Es un gran error no darle la importancia al pilar económico en la discusión de sostenibilidad, porque sin él no hay gestión ambiental ni social, se necesita un soporte firme en lo económico para avanzar en sostenibilidad, sino no podemos financiar una gestión ambiental".

¿Cómo ven el desarrollo del proyecto de ley que protege a los glaciares?

"Estoy optimista, porque el trabajo se ha basado en sólidos argumentos técnicos, que fue una decisión del ministro Prokurica, justamente porque creemos que la mejor forma de dar estas discusiones son elementos técnicos. Creamos un comité y se dejó fuera a posibles interesados, como a los gremios. Se generó un documento, donde se concluyó que el objeto de protección era el glaciar, en cuanto a su función ecosistémica de contribución hídrica y una estructura de protección, donde también se protegiera a los glaciares cubiertos. Esto obviamente significa mayores costos para la industria, pero entendemos que esa es la discu¬sión sobre sostenibilidad, y que es posible, aunque sea más caro".

¿Ha habido populismo en el desarrollo de iniciativas como esta?

"Entiendo las lógicas políticas, sería iluso pensar que no se aprovechen las circunstancias. Obviamente que lo importante es dar discusiones técnicas, no hay que esconder la cabeza, hay que salir a la cancha con la gestión ambiental, con mejoras en innovación y discusión técnica, siempre hemos estado abiertos a esa discusión, porque el desarrollo real incluye la dimensión ambiental, ese es el desarrollo sostenible, por eso hablamos de la minería sostenible".

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 01-11-2019

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.