Siga estos simples pasos si su intención es empezar a reciclar

  • Ayude al cuidado del medio ambiente:

  • Limpiar, reducir y separar es clave en el proceso. Sepa además dónde están los "puntos verdes" más cercanos a su hogar.

Día a día consumimos kilos de basura que terminan en vertederos; quizá no considerando que mucho de ese material puede reutilizarse. Por eso, reciclar es fundamental en la lucha por el cuidado del medio ambiente.

Tome la iniciativa y convierta esta práctica en un hábito que a mediano y largo plazo nos beneficiará a todos.

Pero ¿no sabe cómo empezar?

El Ministerio del Medio Ambiente, a través de su sitio web (https://rechile.mma.gob.cl/), entrega algunos consejos.

Para empezar, básicamente, separe sus residuos de acuerdo a su composición; por ejemplo, papel, plástico y cartón.

Luego, límpielos, pues deben estar secos y libre de material orgánico y basura al momento de ser depositados en puntos de reciclaje.

Considere que residuo y basura no es lo mismo, ya que los primeros tienen el potencial de ser valorizados o reutilizados, en cambio los últimos no.

Botellas de plástico: mire la parte inferior del envase y busque un número dentro de un triángulo; dicho código acreditará que puede reciclarse. Posteriormente, saque la tapa, retire la etiqueta, elimine los restos líquidos y aplástela.

Botellas y vasos de vidrio transparente o de color: retire la etiqueta y tapa; enjuáguela y séquela, y déjela en el depósito correspondiente.

No se reciclan parabrisas, ventanas, espejos, ampolletas, tubos fluorescentes, loza, Pyrex, cristales ni vidrio templado.

Papel: pueden ser parte de este proceso

  • las hojas blancas de impresora;
  • las de cuaderno;
  • boletas, facturas, guías y sobres;
  • libros sin tapa;
  • diarios y revistas, sin importar que estén rayados, pero sin manchas.

No olvide sacar las etiquetas o elementos como clips, corchetes, cinta adhesiva y espiral.

Cartón: se recicla el corrugado;

  • cajas de embalaje;
  • cartulinas;
  • papel kraft;
  • cilindros de papel absorbente e higiénico; entre otros.

Para ello, quite todos los elementos de otros materiales (como cintas adhesivas, corchetes metálicos). Límpielo si es que hay restos de comida y aplástelo.

Residuos orgánicos: también pueden reciclarse, por ejemplo,

  • cáscaras y restos de frutas y verduras;
  • hojas marchitas, verdes y secas;
  • tierra de jardín;
  • restos de té, café y mate, y bolsas de té.

Puntos verdes: una vez limpios, reducidos y separados los residuos, llévelos a los puntos de reciclaje, o "puntos verdes" más cercanos y deposítelos en los contenedores correspondientes.

Si quiere saber dónde encontrar los puntos, visite el sitio:

https://rechile. mma.gob.cl/donde-reciclar/

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 17-01-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.