Se dijo sobre el regreso al trabajo presencial en la semana

Recomiendan retorno híbrido a las oficinas para evitar un deterioro en la salud mental

  • «El teletrabajo se va a acabar pronto y de verdad no sé cómo voy a hacer para ir cinco días seguidos a la oficina( … ), volviendo a comer en tuppers, parándome más temprano, porque tengo que tomar el metro. Ay no«. Así, Kat, una usuaria de Twitter, se desahoga sobre el posible retorno a sus oficinas por el desconfinamiento de la ciudad tras el avance del plan «Paso a paso».

Estudio de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), el cual reveló que durante agosto el 94% de las empresas entrevistadas se encontraba funcionando con algún grado de presencialidad.

En ese contexto, el retorno a las oficinas luego del teletrabajo representa un nuevo cambio en el estilo de vida y los especialistas postulan que los empleados deben participar de la toma de esa decisión por parte de las compañías.

Opinión de especialistas

El psiquiatra Alejandro Koppmann, de Clínica Alemana, dice que «la vida se mueve hacia adelante. Por lo tanto, más que retornar a la actividad, lo que vamos a hacer es crear una nueva( … ). Esta es una etapa en construcción«.

Explica que se generará una transición entre el trabajo online y el presencial, que implicará ajustes en los tiempos de sueño y volver a ajustar los horarios de trabajo con los de la casa y el autocuidado. «Esos son los principales desafíos», afirma.

Eso sí, aclara que volver a la oficina tiene ventajas como «descomprimir muchas veces la casa por el espacio físico, por los niveles de intimidad, también es útil». Aun así, recomienda que el trabajador «participe de la construcción de esa realidad híbrida». Y agrega: «Lo importante es que sea gradual y sacarse esta idea de que uno vuelve. En realidad, uno va a construir algo nuevo«.

»Readecuar todo»

El psiquiatra Juan Meneses, de Clínica Las Condes, cree que este retorno debe ser progresivo, porque «todavía la mayoría de nosotros no hemos digerido bien o procesado bien lo que ha pasado. Han sido demasiados estímulos ansiogénicos en poco tiempo( … ). Volver abruptamente sin considerar elementos como el miedo y cambio de rutinas va a favorecer la ansiedad y dificultad en la adaptación por volver. Eso, paradójicamente, puede empeorar la situación en el sentido de que las personas se van a poner ansiosas e incluso aumentar el riesgo de ausentismo laboral«.

El psicólogo Daniel Sánchez, de la Universidad Central, destaca que «en estos dos años muchos se acostumbraron a esta nueva forma de vida y cambiarla no solo implica levantarse temprano e ir al trabajo, sino una serie de rutinas familiares, la crianza de los niños, la disposición dentro de lugares del hogar para el trabajo( … ). Y ahora nos dicen ‘se acabó esto que aprendieron, volvemos de cero’. Y significa readecuar todo».

Añade que «sería súper interesante que la organización con los colaboradores defina un tipo ni siquiera de retorno progresivo, sino una presencialidad«.

Informe a clientes del Deutsche Bank señala que “luna de miel” del trabajo remoto se acaba

  • Según el estudio, los trabajadores en Estados Unidos se sienten aislados de sus colegas, las mujeres tienen cada vez más probabilidades de desarrollar problemas musculoesqueléticos debido a espacios de trabajo remoto inadecuados y  el 40% dice que se sienten agotados después de una semana de reuniones virtuales.

El informe señala que  la libertad de trabajar desde casa tiene algunas desventajas, como la dilución de la cultura de la empresa, problemas de coordinación e incluso el bienestar mental de algunos trabajadores.

«El trabajo desde casa ha traído nuevas libertades, se ha ahorrado algo de dinero extra porque los desplazamientos son menos«, dice el informe, «sin embargo, las preocupaciones en torno a la salud mental, el daño a las empresas de las ciudades, los nuevos graduados que no pueden conectarse con sus compañeros e incluso la vulnerabilidad a los ataques cibernéticos, han planteado que tal vez nuestra luna de miel con el trabajo remoto está llegando a su fin«.

No obstante, a pesar de los inconvenientes, la encuesta mostró que las personas esperan seguir trabajando desde casa dos o tres días a la semana una vez que la pandemia de coronavirus ya no se considere una amenaza.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.