Reservas estratégicas de China explican parte del crecimiento en el consumo global de cobre

  • Ayer el mineral alcanzó otro récord al cotizarse en US$ 3,55

  • El aumento del consumo ha presionado fuertemente el mercado

  • Según las estimaciones del CRU, la reserva estatal del gigante asiático ha adquirido unas 600 mil toneladas del metal rojo, más allá del consumo del mercado local.

En el mercado no existen dudas con respecto a que el principal factor que ha impulsado la cotización del precio del cobre ha sido la impresionante recuperación que ha mostrado la economía china, mayor consumidor global del mineral.

En este punto coincidieron los expertos de la consultora internacional CRU, en un seminario organizado en conjunto con la Sonami, instancia en la que, además, revelaron otro elemento poco conocido hasta la fecha.

Según las estimaciones de la consultora, existe una diferencia importante entre las importaciones que se están realizando desde China y el consumo real del mercado local.

"Vemos una discrepancia entre el consumo aparente y lo que estimamos de consumo de cobre real para la fabricación de manufactura en China. A octubre de este año hay una diferencia de más de un millón de toneladas, esto puede ser por inventarios que no son reportados, pero que no alcanzan a explicar este fenómeno. Ha quedado claro que una parte importante, que estimamos en 600 mil toneladas, se explica por la reserva estatal china, que ha sido un actor importante en el mercado, y que ha comprado cobre con fines de garantizar la seguridad de abastecimiento para la industria", aseguró Erik Heimlich, analista de CRU y especialista en el mercado del cobre.

En esta línea, los expertos explicaron que como los inventarios de cobre están extremadamente bajos, cualquier factor externo presiona el precio, el que ayer alcanzó nuevos máximos de siete años, al cerrar en US$ 3,55 la libra.

Eso sí, Heimlich descartó de plano que se trate del inicio de un nuevo superciclo, ya que en el corto plazo se espera la entrada de nueva oferta que podría corregir el precio, que según las estimaciones del CRU será, en promedio, US$ 3, 14 en 2021.

"No está en nuestras proyecciones un nuevo superciclo del precio del cobre. Estamos viendo que podría ser un año de buenos precios, pero proyectarlo a varios años cerca de los US$ 4, consideramos que hay algunos argumentos para pensar que eso no va a ocurrir, por lo menos en el mediano plazo".

Mayor incertidumbre es la que hay a mediano plazo, ya que se ven tendencias de que áreas importantes de consumo tendrán un crecimiento más grande de lo esperado. A la fecha, se prevé que solo por el desarrollo de la electromovilidad exista una demanda de 900 mil toneladas de cobre en 2025, cifra que podría ser mayor acercándose a esa fecha. Esto, sumado a otros factores, como la dificultad de añadir nuevas minas, sí podría generar un período relevante de altos precios.

Por su parte, el presidente de la Sonami, Diego Hernández, adelantó un cierre de año alentador ante el alza en el precio del cobre, añadiendo que _"no se descarta que en el corto plazo pueda seguir subiendo; no obstante, hay que tener cautela, pues el próximo año va a ingresar al mercado una oferta importante de cobre, a lo que se agregan ciertos riesgos relacionados con el comportamiento de la economía mundial, particularmente en lo relativo a los efectos de un segundo brote de covid y una recuperación económica más lenta de lo estimado".

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 17-12-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.