Puertos y mineras paralizan labores en apoyo a demandas sociales

  • El petitorio exige una asamblea constituyente, la aprobación de un salario mínimo de $500 mil y el fin de las AFP, entre otras demandas.

  • La Unión Portuaria, presente en los mayores terminales del país, y el sindicato de Escondida, anunciaron ayer la suspensión de sus actividades.

Los puertos del país, ante un llamado de la Unión Portuaria -sindicato que agrupa a estibadores y otros trabajadores en terminales en gran parte de Chile-, paralizaron ayer sus faenas.

La agrupación llamó a una paralización de cinco turnos, iniciada a las 14:00 horas de ayer, con la idea de que se revise un petitorio con demandas asociadas a las movilizaciones que ocurren en varias ciudades.

"Mantenemos como postura la necesidad de una nueva Constitución que sea discutida por toda la ciudadanía y no solo por quienes hoy tienen cargos en el Congreso. Hoy el pueblo chileno es el protagonista y seremos intransigentes a ese respecto", señala el documento en que se explican las razones del paro.

El texto, junto con hacer hincapié en la necesidad de una asamblea constituyente, tiene entre sus demandas la aprobación de un salario mínimo de $500 mil, el fin de las AFP y el congelamiento del precio del transporte público.

La suspensión no tuvo eco en todos los puertos chilenos, pero sí en los más importantes: en las regiones de Antofagasta, Valparaíso y Biobío, donde la Unión Portuaria tiene más presencia.

El puerto de San Antonio paralizó todos sus terminales a partir del segundo turno de ayer, proceso que se extenderá hasta hoy a las 23:59 horas.

En Valparaíso los dos terminales funcionaron ayer normalmente durante la mañana, pero luego de una asamblea se decidió parar en el Terminal 2 por el segundo y tercer turno de hoy.

El puerto de Arica informó que funciona con normalidad la atención de barcos y de embarques de clientes chilenos, bolivianos y peruanos. Lo mismo ocurre con los 150 camiones que en promedio al día reciben desde Bolivia, con diversos tipos de cargas de exportación del vecino país.

En los últimos días solo hubo un plan de contingencia en el recinto, focalizado para sus faenas nocturnas (madrugada) durante la semana pasada, en las tres jornadas de toque de queda que hubo en la comuna. Estas últimas, en su oportunidad, fueron redistribuidas en sus turnos de día y tarde-noche.

En tanto, los puertos donde la Confederación de Trabajadores Portuarios tiene representación mayoritaria, como Coquimbo, no se sumaron a la paralización.

En el Biobío, donde anualmente se mueven 35 millones de toneladas, la adhesión fue más fuerte y los puertos de Lirquén, Talcahuano, San Vicente, el Muelle CAP, Penco y Coronel paralizarán hasta mañana.

El** intendente del Biobío, Sergio Giacaman**, dijo al respecto que "no es lo deseable. El Gobierno escuchó y por eso también el Gobierno cambió, y lo que hay que hacer es abordar los temas de fondo, en eso creo que estamos todos de acuerdo".

Minería

En tanto, los trabajadores de Escondida, el mayor yacimiento de cobre del mundo, iniciaron una movilización a las 8:00 horas de ayer. Según informaron desde el sindicato 1 de la empresa, "la medida surge además como respaldo a las protestas sociales que se han expandido por el país desde hace 11 días".

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 30-10-2019

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.