Obesidad en Chile: El costo detrás de la pandemia ignorada

  • En los próximos 10 años, para 2030, la obesidad afectará al 36% de los adultos y la condición generará un impacto, tanto en la salud física y mental de la población, como en la economía del país.

En las últimas décadas, la obesidad ha aumento en adultos y adolescentes alcanzando la denominación de ‘pandemia no contagiosa’.

Dentro de las amenazas del Covid 19, el sobrepeso asomó como uno de los principales factores de riesgo.

Sobrepeso y Obesidad

La OMS define el sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Cuando hay un índice de masa corporal (IMC) de 25 o más, hablamos de sobrepeso, y cuando tenemos un IMC de 30 o más, hablamos de obesidad.

El problema no son solo ambas enfermedades en sí, sino que estas arrastran consigo una gran cantidad de complicaciones que pueden ser mucho más graves.

Salud

Cáncer

En tipos de cáncer, 13 se asocian al sobrepeso y la obesidad, entre éstos: tiroides, mamas, hígado, ovarios, esófago, riñón, páncreas, útero, colon y meningioma, por nombrar algunos.

Entre el 2005 y el 2014 el cáncer asociado a sobrepeso y obesidad aumentó en un 7%; el 55% de los casos de cáncer que se diagnostican en las mujeres se vinculan a sobrepeso y obesidad; en los hombres, el 24%; y de todos los casos de cáncer 2 de cada 3 se da en adultos entre 50 y 74 años.

Otras de las patologías

Otras de las patologías frecuentes asociadas al sobrepeso y la obesidad son la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, apnea del sueño y problemas respiratorios; enfermedad del hígado y la vesícula; y problemas articulares. Además, disminuye la calidad de vida y aparecen problemas de autoestima y depresión.

Economía

La revista inglesa The Economist, en su artículo “Abordar la obesidad adolescente en América Latina, el costo de la inacción en Brasil, Chile y Colombia”, hace un llamado sobre la imperiosa necesidad de actuar a tiempo para evitar sus peligrosos efectos en la población. así como el millonario gasto fiscal que se avecina como costo directo e indirecto de su tratamiento.

¿Por qué Chile, Brasil y Colombia?

Sudamérica ha experimentado un aumento dramático en los índices de esta enfermedad en los últimos años como consecuencia de los cambios socioculturales que han modificado sus hábitos alimenticios. 

Los números de The Economist son tajantes: se estima que para Chile, el año 2020, el costo total de la obesidad en adultos fue de 3.600 millones de dólares, representando el 16,13% del gasto nacional en salud, y el 1,49% del PIB nominal.

Casi todos costos directos, debido principalmente al tratamiento de enfermedades asociadas, como diabetes, hipertensión, cáncer colorrectal, infarto y enfermedades coronarias crónicas. Diabetes es la comorbilidad de mayor prevalencia con un 50% de la muestra.

Problema epidemiológico

El problema epidemiológico es severo, pues cuatro de las cinco principales comorbilidades ligadas al sobrepeso se encuentran entre las diez principales causas de muerte en Chile: enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, hipertensión y diabetes tipo 2.

¿Por qué es el momento de actuar?

En el mundo, el número de jóvenes que vivía con obesidad se multiplicó por 10 en los últimos 40 años, pasando de 11 millones en 1976 a 124 millones en 2016.

Lo preocupante es que la trayectoria de la adolescencia con sobrepeso desemboca en adultos con la misma condición, por lo que el momento de mayor impacto sobre una buena salud es en la etapa infanto-juvenil.

Esfuerzos insuficientes

Chile desde 2016 realiza esfuerzos para concientizar a la población, a través de programas de gobierno, como Elige Vivir Sano, y políticas sanitarias, como La Ley 20.606, conocida como ‘Ley de Etiquetado’, que informa sobre la composición nutricional de los alimentos y también restringe la publicidad de productos “Altos en” dirigida a niños y jóvenes menores de 14 años.

Sin embargo, el impacto de estas políticas no ha podido ser comprobada en estos primeros años, y atendiendo a los alarmantes números y su proyección, se hace imperioso un accionar más concreto y dirigido.

El informe sostiene que Chile debe hacer hincapié en algunos aspectos fundamentales, como la ejecución de intervenciones escolares, donde, por ejemplo, la actividad física se transforme en eje principal del plan de estudios.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.