Las amistades en el trabajo son esenciales para el bienestar individual y aportan a un mejor rendimiento laboral

  • Establecer estas relaciones pudo haberse dificultado en pandemia, por el contexto híbrido o remoto.
  • Los espacios de ocio y los ritos como las celebraciones serían algunos de los factores que aportan a estos vínculos.
  • Conocer cómo manejarlos puede ser relevante.

En la Encuesta de Amistad y Felicidad en el Lugar de Trabajo 2021 de Wildgoose -compañía enfocada en soluciones de formación de equipos a nivel mundial-, el 57% de los entrevistados señaló que tener un «mejor amigo en el trabajo» hace que el trabajo sea más agradable, 22% dijo ser tan o más productivo, y 21 % indicó sentirse más creativos a raíz de este vínculo.

Para los expertos , en general, tener relaciones sociales  conlleva un beneficio físico y emocional que reduce la hipertensión, obesidad y mejoran el estrés y la depresión.

«Generan una sensación de pertenencia y ayudan a reducir las situaciones de estrés, pueden mejorar la confianza en uno mismo y, por ende, la autoestima», señalan los especialistas, «porque pertenecer a un grupo social  genera una red de apoyo que disminuye la sensación de soledad y hace sentir que se puede contar con un grupo de personas».

Según Daniela Campos, psicóloga y jefe técnico de Riesgos Psicosociales de la Asociación Chilena de Seguridad {ACHS),  «el apoyo social en el lugar de trabajo es uno de los más relevantes factores protectores de los riesgos psicosociales, (que son) factores que generan enfermedades de salud mental. Este soporte proporcionado por la comunidad laboral y personas de confianza, te entrega ayuda en situaciones cotidianas y de crisis, además de generar una identidad específica dentro del lugar de trabajo. Por esto, previene los efectos negativos en la salud de las personas».

De esta forma, las relaciones de amistad en el contexto laboral se vinculan con un mejor rendimiento, una identificación más cercana con la empresa y menor rotación laboral.

Trabajo en equipo

Hay áreas donde tener amigos se hace aún más relevante mantener buenas relaciones sociales especialmente en  aquellas enfocadas en el trabajo en equipo, donde tener grupos de confianza ayuda o facilita las labores, favorece que el compromiso con los proyectos, permite identificar oportunidades en cuanto a las habilidades y facilita aportar comentarios críticos si algo sale mal, recalcan los expertos.

Aislamiento

Pero, a raíz de la crisis sanitaria por el covid-19, y escasos espacios para socializar, el teletrabajo ha generado que la persona trabaje «por cuenta propia», lo que provoca que en algunos casos los vínculos de amistad laboral se ven mermados, situación en que se han visto más afectados aquellos que no han podido volver presencialmente o que definitivamente se quedaron remotos.

En algunos casos esta situación ha traído consigo que los trabajadores presenten en mayor medida soledad, ansiedad y depresión; y con ello desmotivación.

Distintos códigos

«Es importante cuidar los límites profesionales, ya que las relaciones de amistad laboral no tienen los mismos códigos que las amistades generadas en la vida privada»

En ese contexto y dado sus beneficios, la psicóloga Campos piensa que «es primordial tener estrategias organizacionales que fomenten el trabajo en equipo y las relaciones sociales entre personas que trabajan juntas».

«A nivel personal, es clave manejar las relaciones sociales en el contexto de dialogar cada vez que sea necesario, ser asertivo y respetuoso, alejarse de los chismes y tener una actitud amable, sociable y amistosa«.

 

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.