Impacto del teletrabajo en las empresas: 47% de los trabajadores siente que su productividad mejoró, pero solo el 28% de los ejecutivos está de acuerdo

  • Encuesta realizada por PwC

Estudio también arrojó que mientras a un 87% de los trabajadores les gustaría tener la opción de trabajar desde su casa, al menos un día a la semana, incluso después de que el covid ya no sea una amenaza, solo un 31 % de los ejecutivos anticipa que se adoptará esta modalidad al menos un día a la semana, post pandemia.

La mayoría de los trabajadores y ejecutivos reconoce estar conectados a internet 20 horas o más diariamente.

Durante el año que acaba de terminar, las empresas y trabajadores pasaron rápida y masivamente desde el trabajo presencial, a una realidad de trabajo remoto, que, en la mayoría de los casos, se concretó sin planificarlo o estructurarlo.

Para recoger la visión que tienen los ejecutivos y trabajadores frente a la adopción del teletrabajo, PwC encuestó a 160 ejecutivos -67% de ellos hombres, en cargos como gerentes generales, CFO, gerentes de área, etc.- y 380 trabajadores de diversas empresas del país -59% de ellos mujeres, de las áreas de finanzas, legal y cumplimiento, ingeniería y recursos humanos, entre otras-, de rubros como servicios financieros; ingeniería y construcción; equipamiento industrial; energía y servicios básicos; petróleo y gas; retail; consumo; consultoría y gastronómica, entre otras.

El informe da cuenta del desafío que implica esta modalidad de trabajo para las empresas, en términos de delimitar bien las jornadas laborales. Ello, pues un 49% de los ejecutivos y un 43% de los trabajadores aseguró estar conectados a internet 20 horas o más diariamente.
"Esto es un proceso de aprendizaje. La gente estuvo dispuesta a trabajar más, tuvo colaboración y buena disposición, pero esto requiere de regulación, de establecer ciertos protocolos", afirma Pablo Gómez, socio de People and Organization de PwC Chile.

El estudio, además, arrojó que el 63% de los ejecutivos considera que el teletrabajo ha sido exitoso. No obstante, esa experiencia no se ha traducido en aumentos de productividad, en opinión de los mismos ejecutivos. Así, un 28% indicó que la productividad aumentó, mientras que el mismo porcentaje cree que ha disminuido. Para el 44%, en tanto, la productividad no ha variado.

Claro que esta opinión contrasta con la que tienen los trabajadores: el 47% siente que su productividad mejoró con el teletrabajo. Solo el 21 % se reconoce menos productivo.

¿Qué ayudaría a tener un mejor desempeño?

Ante esa pregunta, el 50% de los trabajadores mencionó que reglas claras que establezcan los tiempos en que las personas deben estar disponibles. Otro 40% respondió que un mejor hardware o equipo, entre ellos, un notebook, un monitor, una impresora o incluso una silla.

En la otra vereda, entre las opciones que planean los ejecutivos para ayudar a sus colaboradores a ser más productivos cuando realicen teletrabajo, la mayoría se inclina por dar una mayor flexibilidad en los horarios de trabajo (61% de las preferencias), un porcentaje similar se muestra partidario de entregar un mejor hardware y/o equipo (60%) y un 57% opta por ofrecer reglas claras que establezcan los tiempos en que las personas deben estar disponibles.

Del sondeo se desprende, también, que los trabajadores prefieren seguir en modalidad remota. Así lo piensa un 87% de ellos, a quienes les gustaría tener la opción de trabajar desde su casa, al menos un día a la semana, incluso después de que el covid ya no sea una amenaza.
Pero, a pesar del alto porcentaje de trabajadores que les gustaría optar al teletrabajo, solo un 31% de los ejecutivos anticipa que se adoptará esta modalidad al menos un día a la semana, post pandemia, "aunque el 61% dice que dará mayor flexibilidad en los horarios de trabajo y eso revela que se adoptarán modelos de trabajo híbridos", destacan en PwC.

Como efecto colateral del trabajo a distancia, las jefaturas ven necesario modificar los tradicionales espacios de trabajo y anticipan cambios en las oficinas en los próximos tres años.

De esta manera, el 74% de los ejecutivos consultados prevé la necesidad de reducir su espacio laboral debido al aumento del teletrabajo. "Eso es una tendencia, porque habrá una baja densidad en las oficinas", acota Gómez.

Un efecto positivo del teletrabajo, a juicio de los ejecutivos, es que prevén un menor ausentismo laboral. Así lo cree el 45% de los ejecutivos, quienes consideran que disminuirá con el trabajo no presencial, mientras que un 32% piensa que no habrá variación en la asistencia del personal.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 03-01-2021

El 73,6% de las empresas implementó el teletrabajo por la contingencia y solo el 25% lo hizo para mejorar su negocio

  • Encuesta de la FEN de la U. de Chile y el Colegio de Ingenieros

  • En general, las áreas de apoyo de las compañías -administración, finanzas, recursos humanos, legal, TIC, entre otras- son las que han tenido un impacto positivo con la aplicación del trabajo a distancia, viéndose beneficiadas de las inversiones tecnológicas.

Los distintos eventos vividos en el último año, tanto lo relacionado a la crisis social de octubre de 2019 en Chile como la pandemia de covid-19, han provocado cambios importantes en la forma en cómo se están desarrollando las actividades en las empresas, en nuestras vidas y en los comportamientos sociales en general.

Es bajo este contexto que el teletrabajo ha avanzado con fuerza en el país, por lo que transcurridos varios meses desde la aplicación intensiva de esta modalidad en diversas actividades económicas, vale la pena preguntarse: ¿El teletrabajo llegó para quedarse? Esta interrogante es la que trata de dilucidar la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile (FEN) y el Colegio de Ingenieros de Chile, a través de una encuesta realizada en conjunto entre los meses de octubre y noviembre de 2020, sobre una base de datos de más de mil directivos de empresas chilenas, de diversos tamaños y sectores.

Entre los principales resultados se observa que casi el 70% de los ejecutivos encuestados señala que comenzaron a implementar la modalidad del teletrabajo tras la contingencia sanitaria, aunque un 18,9% dice que tomó esta medida antes, a raíz de la crisis social de finales de 2019. En tanto, un poco más del 10% mencionó que utilizaban, en cierta medida, esta modalidad laboral con anterioridad a ambos eventos.

Ante esto, resulta interesante entender si la implementación del trabajo remoto es solo una estrategia reactiva, o bien las empresas han visto la aplicación de esta medida como una oportunidad. Al respecto,

  • un 73,6% de la muestra indica haber aplicado esta modalidad como una respuesta ante las recientes contingencias; mientras que
  • un 25,2% pensó en la implementación del trabajo a distancia como una oportunidad de mejora en su modelo de negocio.

Esto quiere decir que al menos uno de cada cuatro ejecutivos vio este ajuste como una oportunidad de competir con otras empresas, en el contexto de una transformación digital que incorpora la modalidad de teletrabajo.

Por lo tanto, la mayoría ha adoptado esta solución como una respuesta de corto plazo y no para ajustar su modelo de negocio, advierten en el informe de la encuesta liderada por los académicos del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información de la FEN Christian Cancino y Freddy Coronado, junto a Teresa Collados, Matías Smith, Nayty Beltrán, Sergio Raby, Miguel Seguelb, Daniel Tello y Alberto Ureta.

En todo caso, las expectativas apuntan a que más del 70% de las empresas espera hacer cambios importantes en la modalidad de trabajo de su personal en el futuro.

Prioridad: comunicación

Sobre la tecnología en la que prefieren invertir las empresas para los próximos años, se advierte que la primera corresponde a herramientas de comunicación (88%), seguida por la de trabajo colaborativo (79%) y ciberseguridad (69%). Asimismo, resultan importantes las inversiones en sistemas relacionados con el almacenamiento de datos en la nube (62%), organización de tareas (60%) y tratamiento de procesos (53%).

"Las empresas deben prestar atención al cuidado de la información corporativa y de sus clientes, invirtiendo no solo en sistemas que permitan un mejor trabajo colaborativo, sino también avanzar en cuanto a ciberseguridad", advierten la FEN y Colegio de Ingenieros.

En cuanto a la aplicación del teletrabajo según las áreas de cada empresa, en la encuesta se observa que esta modalidad se ha ejecutado con mayor fuerza en las actividades de apoyo o que son secundarias en la cadena de valor de las compañías, siendo particularmente importantes las de administración, finanzas e l+D. Luego, siguen la división comercial, recursos humanos y la gerencia general. Y en menor medida se ha implementado en aquellas relacionadas con las actividades primarias, particularmente de operaciones y logística.

Sobre el modelo de negocios, se aprecia que no hay grandes cambios en cuanto al segmento de clientes. En este sentido, precisa el informe, no se observa que las empresas hayan visto oportunidades para llegar a nuevos grupos de clientes, en otras ciudades, regiones o países. Los principales ajustes del modelo de negocio se observan en los canales de comunicación con los clientes, propuesta de valor, estructura de costos, relaciones con los clientes, recursos claves y fuentes de ingresos.

Asimismo, no en todas las áreas de la empresa se ha podido implementar de la misma forma la modalidad de teletrabajo, por lo que no se puede establecer como un camino definitivo para la continuidad de las actividades. En general, las áreas de apoyo de las empresas -administración, finanzas, recursos humanos, legal, TIC, entre otras- son las que han tenido un impacto positivo de la aplicación del teletrabajo.

"Como reflexión final, creemos que es evidente que las empresas encuestadas han utilizado la modalidad de teletrabajo como respuesta a la contingencia, manteniéndose en el mediano y largo plazo, pues ha producido efectos positivos importantes en ciertas áreas de la empresa y sus trabajadores. No obstante, y debido a que en un período corto de tiempo las empresas no muestran mayor interés por ajustar sus modelos de negocio, existirán áreas como operaciones y logística, en donde el teletrabajo no se desarrollará fuertemente, por lo que las labores presenciales seguirán siendo fundamentales", precisan en el informe.

Preferencias de inversión

Sobre la tecnología en la que más invertirán las empresas, los resultados de la encuesta muestran que la primera preferencia de inversión en este ámbito corresponde a herramientas de comunicación (88% ), como también trabajo colaborativo (79%) y ciberseguridad (69% ).

Las expectativas apuntan a que más del 70% de las empresas chilenas espera hacer cambios importantes en la modalidad de trabajo de su personal en el futuro.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 04-01-2021

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.