Empresas creen que la crisis mejoró el diálogo con sus grupos de interés

  • Según un estudio de EticoLabora, el 82% de las compañías estiman que hoy existe una mayor predisposición a crear relaciones entre las empresas, trabajadores y proveedores.

  • Además, el 92% estima que sus empleados ahora tienen mayor aprecio y cercanía a la empresa.

Si bien generaron un impacto económico, el estallido social y la crisis sanitaria cambió las perspectivas sobre la importancia de establecer redes colaborativas con las empresas, sus trabajadores, clientes, proveedores y contratistas, entre otros stakeholders (grupos de interés), según reveló el reciente estudio de EticoLabora.

La consultora de Ignacio Larraechea le preguntó a un grupo de grandes compañías que participan en redes relacionadas a la sostenibilidad como Pacto Global, Acción Empresas o Desafío de Humanidad sobre cómo perciben el estado de sus relaciones colaborativas en este contexto de alta incertidumbre.

En esa línea, desde el 18-O se destaca que el 92% de las empresas encuestadas perciben que sus trabajadores tienen un mayor aprecio y cercanía con su lugar de trabajo. "Ese evento los preparó para el período del Covid, ya que comenzaron a juntarse por primera vez con sus trabajadores para saber cómo estaban viviendo el momento político y, hoy, lo están haciendo por la crisis sanitaria.

"Por otro lado, otras comentan que sus stakeholders están asustados y más dispuestos al diálogo, pero por la incertidumbre económica y dependencia que tienen estos grupos con las empresas, más que por la necesidad de formar una especie de pacto social", comenta Larraechea.

Además, el sondeo destaca que "predomina ampliamente la percepción de una mayor predisposición a un diálogo constructivo con la empresa en trabajadores y proveedores".

Así, el 84% de los consultados dice que ve en sus empleados una mayor voluntad o apertura a formar una mejor relación por medio de la conversación y el 72% ve cambios positivos para establecer diálogos con sus proveedores y contratistas.

Sin embargo, la percepción beneficiosa a la conversación es bastante menos frecuente hacia los clientes (36%) y al sector público (44%). Además, en casi un tercio de las respuestas hay un sentimiento negativo o desconocido de la evolución de esta predisposición a la conversación con las comunidades del entorno.

Sobre la importancia estratégica que ven las empresas en tener una buena comunicación, en todos los segmentos supera con creces el 50% la "alta importancia" que tiene el diálogo con sus stakeholders para el desarrollo de la compañía.

Respecto a los medios con que las empresas se comunican, el envió de correos electrónicos y cartas predomina activamente como la herramienta para relacionarse, tanto como para sus trabajadores, clientes y proveedores y contratistas. Luego le siguen los espacios de encuentro y redes sociales.

Por otro lado, para las comunidades se privilegia el uso de herramientas de comunicación horizontales, como espacios de encuentro y redes sociales.
Mientras que con el sector público se evidencia una baja intensidad del uso de medios para comunicarse, siendo los más destacan los encuentros y reuniones formales.

La gran mayoría de los encuestados piensa que su empresa ha hecho un buen trabajo en el relacionamiento con sus trabajadores. Sin embargo, las mismas compañías consultadas estiman que con el resto de sus stakeholders no, ya que, de la muestra, no se supera el 50% de autoevaluación positiva para su diálogo con los otros segmentos.

En esa línea, la autoevaluación más negativa se da en la relación con sus proveedores y contratistas, donde el 36% dice que "deberíamos haberle dado una mayor prioridad", el 16% que han hecho lo que podido y el 8% dicen que lo han hecho mal o que no es relevante para la empresa.

FUENTE: Pulso – Sustentabilidad
Fecha: 05-08-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.