Compromiso Minero: la red que busca incidir en los debates de políticas públicas

  • La iniciativa tiene como uno de sus objetivos informar a la opinión pública sobre el quehacer del sector, en medio de las discusiones sobre cambios legales.
  • Además, se impulsará, indican, el desarrollo sustentable de la minería a partir del diálogo con pymes, universidades y proveedores.
  • Hoy cuentan con más de 50 organizaciones socias y pretenden sumar más actores conforme avanza el desarrollo de la iniciativa.

Humanizar la minería, y generar espacios de diálogo y concientización en torno a este sector. Esos son los principales focos anunciados por la red Compromiso Minero, integrada por distintas organizaciones pertenecientes a los sectores de logística, proveedores, e ingeniería, entre otros.

Esto, en medio del creciente debate de políticas públicas y legales en torno al rubro, donde quieren incidir con información.

El proyecto surgió este año de la mano del Consejo Minero, la red de Ingenieras de Minas de Chile (IIMCH), Asociación de Proveedores Industriales de la Minería (Aprimin), y la Asociación de Industriales de Iquique y El Tamarugal, entre otros grandes impulsores. Hoy cuentan con más de 50 organizaciones socias y pretenden sumar más actores conforme avanza el desarrollo de la iniciativa.

Entre las firmas que componen este espacio figuran no solo grandes empresas como Codelco, BHP y Collahuasi, sino también universidades, emprendimientos, proveedores y centros de investigación como Molycop, Laboratorio Arensburg, Fastpack, la Asociación de Empresas de la V Región (Asiva), y la Universidad de Antofagasta.

Información y entorno político

En medio de un año marcado por la discusión al interior de la Convención Constitucional y por las próximas elecciones presidenciales en Chile, uno de los mayores desafíos de Compromiso Minero apunta a hacer frente a lo que consideran “falta de información” presente en la discusión de las distintas políticas públicas.

Por lo que la red busca colocar sobre la mesa datos e información de fácil acceso y comprensión, de manera de profundizar el conocimiento existente en cuanto a la minería, y junto con ello ampliar espacios de discusión, puntualizan.

Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, sostiene que “desde el estallido social, hasta la decisión de tener una nueva Constitución, el tono y la forma en la que se está llevando la conversación en el país, son señales muy potentes de la necesidad de tener una participación activa que está teniendo lugar de una manera distinta a la natural”.

E indica que “uno de los grandes desafíos, no solo en temas mineros, sino en la discusión de muchísimos asuntos públicos, tiene que ver con un cierta simpleza con la que se enfrentan problemas extremadamente complejos”.

La cantidad de información que manejamos en redes sociales llevan a simplificar respuestas para problemas complejos. Y por lo tanto, este problema que es más bien generalizado, debe ser enfrentado con información más compleja”, agrega.

Y señala que “los liderazgos naturales y clásicos, los roles específicos de gremios, universidades, unos separados de otros pareciera que hicieron crisis y que hoy las confianzas se construyen de manera distinta”. Es por esto que uno de los sellos que caracteriza a la red es la no existencia de líderes, sino que cada todas las organizaciones tienen la misma relevancia en términos de participación.

Al final, la minería significa mejor calidad de vida. Si al final queremos electromovilidad, energías limpias y menos emisiones, necesitamos más minería. Y eso es así de simple. Por lo que tenemos que preocuparnos de tener más minería, pero que se haga de manera sustentable”, concluye.

Impulso a la sustentabilidad

La nueva instancia busca además impulsar el desarrollo de la Minería a gran escala, y que esta sea una actividad cada vez más sustentable.

Así lo sostiene María Isabel González, vicepresidenta del Instituto de Ingenieras de Minas de Chile (IIMCH), quien explica que “todos somos conscientes de que el futuro de la minería solo es viable si avanza aún más en los desafíos que nos impone la sustentabilidad y, de la mano de lo anterior, generamos espacios de diálogo abierto e inclusivo, aportando con transparencia e información”. ¿De qué manera? Dando a conocer “lo que la minería aporta al país y los avances tecnológicos” en torno a ella.

Esperamos que la red genere condiciones para que la minería sea parte relevante del desarrollo sustentable del país, y aprovechemos la oportunidad única que tiene Chile de proveer de cobre y los metales necesarios para un planeta que requiere avanzar en la transición”, comenta.

Ejes de trabajo

El proyecto aún se encuentra en una etapa de organización y reclutamiento de nuevos miembros. Y si bien, aún están evaluando la manera en la cual concretarán su propuesta -por ejemplo, ya sea a través de conversatorios y/o seminarios-, ya cuentan con ejes de trabajo definidos bajo los cuales guiarán las actividades que tienen por delante:

  • Medio Ambiente,
  • Personas,
  • Comunidades,
  • Talentos e Innovación.

En cuanto al primer punto, desde la red afirman que unos de sus grandes compromisos tiene relación con la reducción del consumo de agua continental a través de nuevas fuentes como el uso de agua de mar. “La tecnología aplicada para desalar agua también se ha transformado en un aporte para que otras industrias y/o sectores productivos en Chile puedan avanzar en estas materias y, así, hacer frente a la sequía que vivimos como país”, destacan en su sitio web www.compromisominero.cl .

Por su parte, Sergio Hernández, director ejecutivo de Aprimin, destaca el “fuerte encadenamiento de la actividad minera con otros sectores productivos” y la coordinación entre proveedores industriales y grandes mineras que les ha permitido expandirse “hacia otras actividades y así estar sentando una base productiva más amplia y sostenible en las regiones, con empleos y beneficios para las comunidades”, según cuenta.

Y agrega que “actualmente, en siete regiones del centro norte del país, donde se desarrollan actividades mineras, hay alrededor de 3.184 proveedores. En forma complementaria, un caso particular de la expansión de las ventas de los proveedores mineros locales se da en aquellos que además logran exportar: ya se reportan casi 500 de estos proveedores, con exportaciones anuales por más de US$400 millones”.

Visibilizar innovaciones

Y si se habla de oportunidades en torno a este sector, la visibilización de distintas innovaciones surgidas a partir de la minería y que hoy cuentan con presencia en mercados internacionales son algunos de los ejemplos que mejor grafican este fenómeno.

Algunos emprendimientos han incorporado el cobre a cremas corporales y textiles, otros destinan su uso a la confección de productos en 3D. E incluso hay quienes firmado contratos con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), destacan desde la iniciativa.

De allí radica la importancia de reconocer el sector de la Minería como “un ecosistema diverso y muy dinámico, según señala Marcos Gómez, gerente general de la Asociación de Industriales de Iquique y El Tamarugal.

Esta red comparte experiencias y visiones, siempre con la perspectiva de que tenemos un compromiso con Chile y con sus regiones. Porque entendemos el rol estratégico que la minería tiene para el país, sobre todo para el futuro”, dice. Y cuenta que unos de los objetivos de la red es que “la gente conozca los aportes del sector, pero por sobre todo nos interesa afianzar el compromiso para que la minería sea la fuente de desarrollo para Chile que todos esperamos”.

Esta iniciativa es el punto de partida para generar un espacio de conversación, aclarar mitos injustificados, pero también ver las oportunidades de mejora”, comenta.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.