Cómo funciona el modelo de Cultura de Seguridad que redefine la gestión de riesgos y la prevención de accidentes

MUTUAL DE SEGURIDAD CCHC:

Tomando las mejores prácticas de las industrias más seguras del mundo, Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción presentó ante un grupo de clientes el modelo "Cultura de Seguridad", que viene a redefinir la forma de gestionar y prevenir los riesgos de accidentes laborales en distintas industrias.

Este modelo cambia el enfoque tradicional de usar todos los esfuerzos en impactar sobre el comportamiento de los operadores de primera línea y apunta a comprender cuales son las características de la organización que influyen positiva o negativamente en la relación de los empleados con la seguridad.

"Una gestión preventiva que considera las características del contexto organizacional tendrá un alcance mayor al momento de identificar los riesgos a los que está expuesta una determinada actividad y por tanto modificar dicha condición", afirma Héctor Jaramillo, gerente corporativo de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST).

Parte del conocimiento aplicado en este modelo surge de sectores con altísimos estándares, como es la aviación comercial la industria nuclear y la química, por ejemplo, y que ha sido extendido a todos los rubros a través de distintas prácticas sistematizadas por el Instituto de Cultura de Seguridad Industrial (ICSI), con sede en Francia.

Parte del conocimiento aplicado en este modelo surge de sectores con altísimos estándares, como es la aviación comercial la industria nuclear y la química, por ejemplo, y que ha sido extendido a todos los rubros a través de distintas prácticas sistematizadas por el Instituto de Cultura de Seguridad Industrial (ICSI), con sede en Francia.

Dos de los expertos más importantes de este modelo en América Latina, Diego Turjanski y Mario Poy, mostraron las ventajas de aplicar este modelo que ha hecho suyo la Mutual de Seguridad.

Turjanski es psicólogo y especialista en Factores Humanos y Organizativos de la Seguridad.

En la actualidad es responsable del módulo de formación en Factores Humanos de la Universidad de San Andrés, y miembro del equipo de acompañamiento y asistencia experta de ICSI Latam. Así mismo integra el equipo que lidera el programa FHOS en el análisis de eventos de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil (JIAAC) en Argentina.

Poy es Doctor en Psicología y Experto en Factores Humanos de la Seguridad.

Es responsable de Factores Humanos y Seguridad operacional en la industria militar argentina y coordinador ICSI para la formación de postgrado en Argentina y Chile (e-learning). Tiene amplia experiencia que ha participado en múltiples procesos de diagnóstico para la industria de la aviación y la energía.

Turjanski explica que este modelo deja atrás el enfoque tradicional de la seguridad laboral que se concentra en el operador de primera línea. Esta aproximación promueve los cambios conductuales, que atacados de forma individual resultaban muy difícil de modificar y que no permiten mayores avances en la reducción y prevención de accidentes e incidentes.

El nuevo enfoque con el modelo de cultura de seguridad pone el acento en los determinantes de las conductas o aquellos factores que provocan que una empresa o institución tengan un funcionamiento disfuncional desde la perspectiva de la seguridad laboral.

El primer determinante está relacionado con el trabajo de la persona y que parte de la premisa en que el contexto y situación de trabajo en que se desempeña una persona tiene una alta incidencia en sus conductas. "Influye cuán buena es o no la iluminación, el lay out de las actividades, si la presiona o no demasiado o te da autonomía", explica Poy.

El segundo determinante es el organizacional, porque el contexto de trabajo está determinado por la organización. "Tenemos cuestiones ligadas al liderazgo, en qué medidas los líderes toman en consideración estos problemas de contexto, o no toman en consideración estos problemas; en qué medidas se destinan los recursos a resolverlos, o en qué medida la seguridad tiene un lugar prioritario o no en la organización".

"Hay un tercer elemento que es muy importante dentro del modelo, que es, lo que llamamos el sistema "ultra seguro", que son las líneas de defensas que existen", explica Turjanski.

"¿Cuál es este concepto?

En industrias ultra seguras se empezaron a dar cuenta que, pese a todos los esfuerzos que hagamos, la gente seguirá equivocándose, pues el error es inherente a los seres humanos.

Industrias como la aviación, nuclear, empresas químicas piensan la seguridad no solo en términos de intentar reducir el error humano, sino que también diseñar sistemas que sean tolerantes al error. Eso es lo que implica este modelo", dice Turjanski.

El modelo nace en industria ultraseguras, puede aplicar a todos tiempo de rubros, incluyendo los servicios: "Lo que estamos planteando es una manera de pensar la seguridad. Obviamente que esa manera de pensar la seguridad después se decanta en términos de gestión de manera distinta en cada tipo de industria.

Obviamente uno no puede aplicar completamente lo que hace aeronáutica a lo que hace la pesca en alta mar, porque lo que probablemente haríamos es fundir inmediatamente la industria. Pero, el problema es tener claro el enfoque de gestión para que a partir de ese enfoque de gestión poder utilizar herramientas adaptadas a cada tipo de industrias, siempre pensando en una manera de gestionar la seguridad", aclara Turjanski.

"Quiero rescatar, dice Turjanski, una cosa; se habla mucho de la "noción" de cultura de seguridad. El problema es que también hay estas dos versiones de la cultura de seguridad: la versión individual de la cultura de seguridad, y la versión más sistémica. En la versión uno, cuando muchas veces organizaciones dicen que están trabajando en cultura de seguridad, y quieren mejorar la cultura de seguridad, lo que en están diciendo en realidad es que quieren hacer que los trabajadores, digamos, no cometan errores, o trabajar por sobre el comportamiento".

Y continúa: "entonces te dicen; "bueno, el accidente se debió a un problema de seguridad", lo que en verdad te están queriendo decir es que el accidente fue culpa del trabajador que no hizo lo que tenía que hacer"_.

"El modelo Mutual en este sentido es muy distinto", puntualiza, "es decir, pensamos que la cultura de seguridad no como causa, sino como una consecuencia de incentivos muy claros por parte de las organizaciones, que en la medida en que no intervengamos sobre incentivos la gente va seguir haciendo lo que está haciendo", concluye.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 24-11-2018

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.