Bien instalados para trabajar

  • Labores a distancia:

  • Es importante tener en el escritorio una buena silla, luz adecuada y silencio, pero también que sea un lugar seguro y libre de riesgos.

  • La pandemia y sus consecuencias han prolongado la modalidad de teletrabajo más allá de lo que se pensaba.

Superados los primeros escollos de elegir el lugar y acostumbrar a la familia a que la mamá o el papá están "como en la oficina", surge la duda acerca de cuánto más durará este proceso y si hay que hacer algunos cambios.

Quienes se encuentran en esta situación están protegidos por la Ley del Teletrabajo.

Al quedarse en casa, no son pocos los que debieron comprarse un escritorio, una silla ergonómica, lámparas más potentes o un mueble para dejar carpetas, con el fin de imitar, en lo posible, lo que era su puesto en la oficina.

Como explican las empresas de soluciones constructivas sustentables, en la casa se pueden replicar las condiciones de luminosidad, acústica, temperatura y comodidad de los ambientes tradicionales, manteniendo la productividad.

Dicen que no se requieren grandes áreas, pues basta con un rincón bien iluminado donde haya suficiente espacio para una mesa y algunos muebles, como una cajonera o repisa para almacenar elementos de trabajo (impresora o archivadores). Estos son sus consejos para conseguir un ambiente adecuado:

Espacio aislado:

  • No instalarse en áreas comunes como el comedor o sala de estar.
  • Se puede habilitar un rincón en el dormitorio, en la pieza de servicio o incluso en una terraza cerrada. La clave es crear un ambiente de tranquilidad que permita concentración, pero sin alterar la rutina familiar.

Ergonometría y confort lumínico:

  • Contar con una buena silla ergonómica que preste un soporte lumbar adecuado y tener acceso a luz natural. Esto último favorece la salud física y emocional y reduce el cansancio que provocan las pantallas.

Conectividad:

  • Disponer de un equipamiento adecuado y buenas conexiones eléctricas, de ancho de banda y velocidad de transmisión. También es importante que en el lugar se capte bien la señal.

Nuevo reglamento

A modo de orientación y apoyo técnico, las Mutualidades han elaborado una serie de recomendaciones para los empleadores y sus trabajadores, tomando como base el nuevo reglamento de teletrabajo.

Según explican, las empresas tienen plazo hasta octubre próximo para realizar las adaptaciones que dicha regulación impone en materias de higiene y seguridad.

Para esto, el empleador debe tener en cuenta las consideraciones necesarias para entregar a cada trabajador el instrumento de autoevaluación de riesgos.

Precisan que en un plazo máximo de 30 días, desde la fecha de recepción del mismo, las empresas deberán elaborar y/o adecuar la matriz de Identificación de Peligros y Evaluación de Riesgos (IPER), definiendo qué actividades se incluirán en el proceso de teletrabajo. Con este fin, las instituciones ofrecen propuestas de programa de trabajo, que se puede usar de punto de partida para elaborar un plan nuevo o adecuar el que ya se tiene en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Afirman que esta matriz se debe analizar en forma anual. Hay que comunicar las condiciones de seguridad y salud que el puesto de trabajo debe cumplir y confeccionar un programa de trabajo de los resultados de la matriz IPER, analizando la eficacia de las acciones. Asimismo, disponer de las medidas de mejora continua que se requieran.

Parte importante de este proceso incluye la obligación de informar por escrito a los trabajadores los riesgos que entrañan sus labores, medidas preventivas y métodos de trabajo correctos.

Una vez confeccionada esta base, ella deberá ser informada a la respectiva mutualidad en un plazo máximo de tres días.

Mencionan como importante para implementar el teletrabajo efectuar una capacitación al trabajador acerca de las principales medidas de seguridad y salud que debe tener presente y proporcionarle los equipos y elementos de protección personal adecuados, una vez evaluados los riesgos.

Salud seguridad

A su vez, el trabajador tiene que:

  • Completar el Instrumento de Autoevaluación de Riesgos en Teletrabajo en un plazo no inferior a cinco días, ni superior a 10;
  • Ejecutar las acciones del programa de trabajo en su puesto (relacionadas a sus riesgos); y
  • Adoptar medidas de seguridad y salud en su puesto.

Con ello debe evitar que el ejercicio de su actividad laboral afecte a su grupo familiar y demás personas cercanas.

Asimismo, el trabajador tendrá que utilizar los elementos de protección personal cuando existan riesgos que no hayan podido evitarse, según la jerarquía de controles y metodologías establecidas por el empleador, concluyen.

¿Y el ruido?

Para no escuchar la aspiradora o los "monitos" que están viendo los niños en la televisión mientras trabaja, se aconseja instalar paneles aislantes que ayudan a mantener un nivel acústico de entre 45 y 50 decibeles.

Dicen que en la casa no siempre es fácil encontrar el silencio, siendo lo más importante el hecho de que la persona esté cómoda con la bulla a su alrededor, sin interferir con la comodidad acústica del grupo familiar.

Comodidad

Lo ideal para trabajar en invierno es una temperatura de entre 20ºC y 24ºC y de 23ºC a 26ºC, en verano.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 01-08-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.