Sobrecualificación y género: las piedras de tope de las mujeres en minería

Según informe del Centro de Investigación y Estudios en Familia, Trabajo y Ciudadanía (Cielo) UST

  • La dificultad de compatibilizar los tiempos entre familia y trabajo es otro de los puntos que se suman a la baja presencia femenina en la industria.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Empleo (ENE 2018), la participación femenina en el mercado nacional chileno alcanza el 49%, cifra que baja considerablemente al analizar el escenario de la minería nacional, donde las mujeres representan apenas el 8,1% de los trabajadores, incluyendo la pequeña, mediana y gran minería.

Ante esta baja participación, el Centro de Investigación y Estudios en Familia, Trabajo y Ciudadanía (Cielo) de la Universidad Santo Tomás desarrolló una investigación entre 2017 y 2018, la cual concluyó que las principales piedras de tope para el desarrollo de las mujeres en este sector productivo son

  • la sobrecualificación profesional con que cuentan ellas y
  • el sesgo de género que aún prevalece en la industria.

Estas barreras de inserción, según el informe, se ven acrecentadas debido a las creencias y prácticas sexistas que se dan principalmente en las faenas, donde

  • los estereotipos de género,
  • la sobresexualización,
  • paternalismo y
  • percepción de falta de validación
    refuerzan la idea.

La directora de Cielo UST, Pamela Caro, comenta que efectivamente se comprobó la hipótesis que ellos manejaban en un comienzo. "La participación de mujeres en industrias masculinizadas no es inocua, genera tensiones y paradojas, que es preciso conocer y enfrentar para visibilizar y gestionar el cambio en ma¬teria de igualdad de género".

Asimismo, en el área de las tensiones que experimentan las mujeres en la relación familia y trabajo, el estudio arrojó que ellas perciben

  • una baja empatía organizacional,
  • justificada en el temor que sienten al solicitar permiso,
  • escasas redes de apoyo,
  • baja corresponsabilidad, etc.

"Las barreras culturales tienen un peso mayor en la inclusión sustentable de mujeres en industrias masculinizadas, y todas las decisiones, incluyendo infraestructura, están atravesadas por la cultura", finaliza Caro.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 17-06-2019

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.