¡Siempre es Bueno Recordar!

Los inicios de Minera Las Cenizas se sitúan en un día viernes 23 junio del año 1978, cuando sus fundadores Alfredo Ovalle Rodríguez y Raimundo Langlois Vicuña, compraron a ENAMI las acciones de la Sociedad Legal Minera Las Cenizas Uno y las instalaciones de la Planta de Beneficio de Minerales, en la comuna de Cabildo, en la V Región de Chile.

Cenizas Uno marcó el inicio de un crecimiento dinámico y sostenido que permitió incursionar con éxito en la minería del oro en Alhué, en 1988, y posteriormente, en 1995, ampliar las operaciones a Taltal, II Región, con la adquisición del 60% de Las Luces, proyecto minero de cobre perteneciente a las empresas Citibank y Shell Chile.

En 2003, el Grupo adquiere a Minera Pudahuel el yacimiento de cobre Altamira para abastecer la Planta Las Luces de Taltal.

En 2010, entra en operación la Planta de Lixiviación, para el procesamiento de minerales de óxidos de cobre.
En el mismo año, el Grupo incursiona en el negocio eléctrico con la construcción en Copiapó, Tercera Región, de una planta generadora de energía eléctrica con una capacidad nominal de generación de 17 MW que son inyectados al SIC.

En 2011, en Taltal se incorpora a la producción la mina Aguilucho.

En 2014, inicia sus operaciones en Taltal la mina a rajo abierto Barreal Seco, primera en esta modalidad de explotación de la Compañía.

En el plano estratégico, Grupo Minero Las Cenizas se plantea aumentar la producción de cobre fino y seguir creciendo junto a sus trabajadores dentro de los más altos estándares de seguridad y prevención de riesgos; compatibilidad con el medio ambiente y respeto a los valores de la Comunidad que nos acoge.
Para el logro de esta meta contamos con la calidad humana y profesional de cada uno de nuestros trabajadores, ejecutivos y directivos.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.