Pleno de la CC rechaza informe con normas sobre modelo económico, autorizaciones mineras y uso de aguas

  • Pleno rechazó en general, con 98 votos favorables, 46 en contra, y 8 abstenciones, todo el segundo informe que había despachado dicha comisión, el cual, entre otras cosas, contenía normas sobre modelo económico; cambiaba los derechos de agua por autorizaciones de uso; y reemplazaba las concesiones mineras por autorizaciones que entrega el Estado.

Todo ello ahora deberá volver a la comisión para elaborar un informe de reemplazo con modificaciones que logren alcanzar consensos en el pleno.

En la previa de la votación, el convencional Felipe Harboe (Colectivo del Apruebo) comentó que «es bien decepcionante que la misma comisión a la cual le rechazamos 39 y medio de 40 artículos, venga de nuevo con un informe que más parece un paper de una ONG ecológica ( … ) Hacemos un llamado a hacer una reforma profunda en materia de cuidado del medioambiente, pero con responsabilidad, con gradualidad y, particularmente, con realismo, que es lo que no hemos visto en estos momentos«.

El convencional Bernardo Fontaine (Vamos por Chile) cree que «la buena noticia es que se echó abajo un conjunto de normas económicas que iba a dejar colgando de un alambre actividades económicas fundamentales como la agricultura, minería, industria, el comercio, prácticamente todas las actividades económicas y todos los empleos de los chilenos. Las armas que daban al Estado un poder para dominar la economía. La mala noticia es que hubo 98 votos a favor de un informe que significa un freno a la inversión minera».

Por su parte, Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, comentó: «Interpretamos la votación como una señal en el sentido de que, además de elevar los estándares medioambientales, es necesario que existan normas que entreguen certeza y estabilidad para el desarrollo de la actividad minera. Reiteramos nuestra disposición a colabora en la búsqueda de alternativas que no perjudiquen la inversión minera, y en consecuencia, el desarrollo del país»

Lo propuesto

El estatuto constitucional de los minerales decía que «corresponderá al Estado guiar la política nacional de toda actividad minera y su encadenamiento productivo, introduciendo criterios democráticos, sociales y ecológicos a la toma de decisiones, y promoverá la diversificación productiva de esta actividad y la generación de valor agregado, a través de la innovación y los conocimientos«.

Y más allá de reemplazar las concesiones mineras por autorizaciones, también se señalaba que «el Estado y sus empresas podrán explotar por sí mismo las sustancias establecidas en el artículo primero. No serán objeto de autorizaciones administrativas las sustancias como el litio, los minerales no metálicos, los hidrocarburos líquidos, sólidos o gaseosos, aquellas sustancias situadas en áreas que la Constitución y la ley consideren de interés nacional, y las demás sustancias que determine la ley. Estas sustancias serán explotadas por las empresas del Estado«.

 

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.