Proyecto de Ley «Chao Jefe»: Saber desconectarse

  • En esencia, el proyecto garantiza el derecho que tiene todo trabajador a desconectarse digitalmente de sus funciones laborales.
  • Esto cobra especial importancia en tiempos en que aún hay personas que operan bajo la modalidad de teletrabajo.

¿ Teletrabajo o presencial? Expertas entregan recomendaciones para un mejor rendimiento laboral, sin afectar la vida personal ni familiar.

«¡Chao, jefe!», no es solo el nombre de un juego de azar, sino también el título que se le puso a un proyecto de ley que acaba de ser aprobado por la Cámara de Diputados.

Según informa la psicóloga laboral Lisette Domínguez, de SOS Group, una desconexión es necesaria para la salud mental, y si un jefe no permite esta interrupción, puede incluso reducir el rendimiento del empleado. Para evitarlo, entrega algunos consejos:

Cambio de mentalidad:

Reformular la creencia de que si se tiene una conexión tecnológica permanente hay más compromiso laboral. Eso produce cansancio, menor rendimiento y, con ello, un compromiso más bajo.

Organizarse:

Realizar el trabajo durante el horario laboral. No dejar temas pendientes que lleven a revisar la información o a comunicarse con jefes o colegas fuera de hora.

Poner límites:

Salvo situaciones urgentes y excepcionales, no se deberían responder mensajes fuera de horario laboral, pues se da al jefe una señal de disponibilidad continua. No contestar no significa ausencia de compromiso con el trabajo.

Usarla tecnología:

Establecer respuestas automáticas de WhatsApp donde se señale que se está fuera de horario laboral y que se podrá atender al día siguiente. Otra opción es apagar el celular asignado para el trabajo.

Mientras continúe la pandemia, hay empresas que han adoptado la modalidad de trabajo híbrida, es decir, una parte presencial y otra en teletrabajo. En este plano también hay algunos consejos para seguir.

Paola Veloso, sales management de Visma Latinoamérica, señala que si el colaborador regresa a su puesto, hay que reacomodar agendas y logísticas familiares para cumplir con las obligaciones laborales y personales, con el fin de conseguir un equilibrio.

Entrega algunos consejos a los empleadores:

Vacunación:

Hacer un mapa de quienes recibieron sus dosis completas y los que tienen factores de riesgo.

Seguridad y bienestar:

Adaptar y acondicionar los lugares (en la oficina y en el hogar) según las tareas que se deban desplegar y las herramientas necesarias para hacerlas en forma eficiente. Considerar el espacio de trabajo, horarios y descansos.

Empatía:

Entender lo que sucede en cada hogar, qué los preocupa y cómo se organizan con su grupo familiar.

Flexibilidad:

Indagar cuál es la situación familiar de cada uno para saber qué proponerle en cuanto a dinámica laboral.

Adaptación y agilidad:

Crear nuevas formas de relacionamiento entre los distintos equipos, de modo que contribuyan al negocio.

Tecnología para comunicación y eficiencia:

Mejora la interrelación y agiliza el compartir tareas y crear ambientes que permitan ahorrar tiempo y recursos. Por ejemplo, elaborar encuestas que midan cómo están los trabajadores dentro de su ambiente laboral y familiar.

Relax:

Propiciar momentos de «desconexión» para despejarse y recargar energía.

DESCONEXION

Para una real desconexión, la psicóloga de SOS Group aconseja practicar hobbies, deportes, o compartir con la familia y amigos.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.