¿Por qué cuidar el agua?

Porque el agua es vida.

Es el líquido más importante de la naturaleza y sin el cual los seres humanos no podríamos vivir.

El agua

  • nos ayuda a estar sanos,
  • mantiene la musculatura en buen estado,
  • actúa refrigerando o calentando el cuerpo
  • ayuda a transportar el oxigeno entre las células de nuestro cuerpo.

El planeta tierra tiene un 70% de agua, pero casi en su totalidad es agua salada que no es apta para el consumo del hombre o los animales, ni para la agricultura.

El agua apta para el consumo es el agua dulce, pero es escasa. Sólo el 3 % del agua de la tierra es potable y la mayoría aparece en forma de hielo en los polos terrestres.

Por eso es muy importante conservarla limpia y detener la contaminación.

Se hace urgente el cuidado del agua potable con el fin de evitar enfermedades que alcancen al ser humano, a los animales o a la agricultura en general.

Más de mil millones de personas en todo el mundo carecen de acceso al agua potable. 25 mil personas mueren cada día por no tener agua limpia para beber próxima a sus hogares.

La calidad de vida de la población depende del acceso a los bienes necesarios para su supervivencia.

El agua potable, así como las aguas residuales, son de importancia fundamental para impedir y reducir la propagación de enfermedades relacionadas con la falta de saneamiento y la salud.

El agua es un recurso renovable, pero muchos de los depósitos subterráneos que sirven para abastecer a la población se encuentran contaminados y cuesta mucho trabajo y dinero remover las impurezas del líquido vital.

Por eso, es obligación de cada persona cuidar el agua y no desperdiciarla.

Algunas ideas era evitar el desperdicio de agua

    1. Al cepillarte los dientes o afeitarte, cierra la llave; puedes abrirla de nuevo cuando te enjuagues la boca o la cara.
    1. Dúchate corto, No más de 3 minutos. Usa un balde para recuperar el agua mientras se calienta. Evitar los baños de tina.
    1. Cuidado con las goteras de agua en el hogar. Un agujero de 2 mm en la tubería desperdiciará 3.200 litros de agua por día.
    1. Lava el auto con balde y esponja, no con manguera.
    1. Riega el las plantas o el jardín temprano en la mañana o cerca de la noche. De esta forma se evita la evaporación y es mejor para las plantas. De igual modo, escoge plantas autóctonas para el jardín, de esa forma, consumen menos agua.
    1. Ajusta el nivel del agua en la lavadora. Asimismo, aprovecha bien cada lavado y no uses la máquina solo por una o dos prendas.
    1. Al momento de lavar los platos, es mejor hacerlo inmediatamente después de la comida para evitar que se sequen los residuos de la comida, y tener que usar más agua para la remoción. Es preferible remojar y enjuagar todo a la vez, y evitar tener la llave abierta durante todo el proceso.
    1. Es recomendable usar poca agua para cocinar las verduras. No solo para cuidar el agua. De esta forma también evitas que las verduras pierdan su valor nutricional.
    1. Coloca una o dos botellas en la cisterna y ahorrarás un par de litros cada vez que emplees el inodoro.
    1. Reemplaza duchas de alta presión por duchas normales para el ahorro de agua.

FUENTE: Google

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.