Pobreza multidimensional es menor en comunas mineras

  • Análisis del académico de la Universidad Católica Gustavo Lagos

Las comunas mineras tenían sistemáticamente menos pobreza multidimensional que las comunas no mineras en el país entre 2009 y 2017, según el trabajo de tesis de magíster UC de Laura Castro.

La pobreza multidimensional es una medida internacional, que fue adoptada y estimada para los hogares chilenos por el Ministerio de Desarrollo Social en 2015.

Se basa en 12 indicadores de educación, salud, trabajo y seguridad social, y vivienda, los que están medidos con los datos de las encuestas Casen desde 2009.

El Ministerio de Desarrollo Social estableció umbrales para estos indicadores bajo los cuales existen carencias. Al haber tres o más indicadores con carencia en un hogar, este se define con PM, lo que permite estimar su porcentaje en una comuna.

La pobreza multidimensional profundiza la medida de pobreza y de extrema pobreza utilizada anteriormente, las que eran calculadas solo en base al ingreso. La pobreza multidimensional, en cambio, se basa en la privación de capacidades para la realización de funcionamientos valiosos en la vida.

Se definió comuna minera como aquella en que los deciles 8 a 10 de la población económicamente activa, trabajaba en minería, lo que es equivalente a que el 2,5% o más de dicha población trabaje en minería. De esta forma, Chile tiene 65 comunas mineras con una población de 3,16 millones de habitantes, y 259 comunas no mineras, con una población de 14,7 millones de habitantes.

En 2017, las comunas no mineras tenían 20% de pobreza multidimensional, mientras que este valor era 18,2% para comunas mineras. Ello es muy superior a lo que conocíamos de porcentaje de pobreza en el país, lo que resalta que el camino por recorrer hasta un desarrollo aceptable es aún largo.

Las comunas con mayor trabajo en minería (decil 10) tenían 8,6% menos pobreza multidimensional que las comunas no mineras en 2011, y otros años. Entonces, las comunas con más participación minera redujeron más la pobreza multidimensional que el promedio de las comunas mineras, y, por supuesto, que las comunas no mineras.

Entre los 12 indicadores que componen la pobreza multidimensional, las que presentaron mayor carencia fueron la escolaridad, la seguridad social, el estado de la vivienda y los servicios básicos.

Tres tendencias clave observadas fueron,

  • Primero, que la pobreza multidimensional tendió a reducirse sistemáticamente en el tiempo, tanto en comunas mineras como en comunas no mineras.
  • Una segunda tendencia es que el superciclo contribuyó a reducir más rápidamente la pobreza multidimensional en comunas mineras, lográndose en 2011 las mayores diferencias con comunas no mineras. Y,
  • Tercero, una menor desigualdad (índice de Gini) reduce la pobreza multidimensional.

El trabajo concluye que mientras mayor es la participación minera en la fuerza de trabajo de una comuna, menor es la pobreza multidimensional.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.