No solo mejores sueldos: chilenos esperan de las empresas más justicia, transparencia y preocupación por sus trabajadores y entorno

El Mercurio" revela en exclusiva resultados del primer Barómetro de Confianza Empresarial 2018 de la Sofofa

Las personas demandan de las empresas altos estándares éticos, al igual que de quienes las rodean.

Existen altos niveles de confianza en "su empresa", pero menores en "las empresas". Los empresarios son reconocidos por hacer crecer sus negocios y crear empleos. Pero la sociedad les exige más.

"Hay empresarios que se dedican a trabajar y les va súper bien, a veces de buena forma, a veces de mala forma. Eso depende y no hay que generalizar".

"Confío en un empresario que haga las cosas bien, que trate bien a su gente y no se meta en asuntos de corrupción"._

"Confío más en los emprendedores, porque son gente como una, que puso su esfuerzo y sus ahorros en un proyecto para ganarse la vida".

"Transparencia, lealtad, comunicación, eso para mí es confianza. Si vamos todos para adelante, todos remamos hacia allá. Si no hay confianza, no podemos avanzar"._

Respuestas de hombres y mujeres, de distintas edades, que viven en ciudades como Antofagasta y Concepción.

¿Qué esperan o demandan hoy los chilenos, o quienes viven en Chile, de las empresas…?

Esa fue la ambiciosa pregunta que se hizo la Sofofa. Las primeras respuestas que se vienen a la cabeza: que paguen sueldos justos, que produzcan buenos productos y servicios, y a bajos precios. Pero como Chile cambió, ese es ahora solo el "desde", porque las personas están demandando cada vez más, y con mayor fuerza, otros valores, como más justicia (premiar el esfuerzo personal), transparencia, un comportamiento ético y preocupación por sus trabajadores y por su entorno.

Y esa es una de las principales conclusiones que arrojó la primera edición del Barómetro de Confianza Empresarial (BCE) 2018 de la Sofofa y que su presidente, Bernardo Larraín Matte, dará a conocer en el Encuentro Anual de la Industria, que -por primera vez en sus 135 años de historia- se realizará el próximo martes en una región (Valparaíso) y no en Santiago.

El barómetro nace como una iniciativa del Comité de Evolución Empresarial del gremio, que copresiden los consejeros Patricio Jottar (CCU) y Carmen Román (Walmart), con el objetivo de conocer las percepciones, los significados y los criterios que los chilenos utilizan para evaluar y establecer una relación de confianza con el sector empresarial.

El estudio se da en el contexto de una tesis instalada en la "opinión pública": que Chile padece una desconfianza institucional generalizada y profunda en todo tipo de organizaciones públicas y privadas, incluidas las empresas. El propio Larraín lo vivió en carne propia cuando estalló en 2015 el caso tissue que golpeó a Empresas CMPC.

El BCE fue, en síntesis, concebido como un estudio multidimensional, e incluyó un estudio antropológico realizado por la consultora mexicana Bitácora Social (470 horas de trabajo "cara a cara" en terreno, en Santiago y regiones); una encuesta presencial aplicada por la consultora Cadem (1.065 casos en las 15 regiones del país); análisis big data en redes sociales (108.291 comentarios de Facebook y 184.135 de Twitter) desarrollado por Artool; y finalmente, la construcción de un Índice del Barómetro de Confianza Empresarial, que permita monitorear en el tiempo la confianza en las empresas. En su primera medición arrojó un nivel global de 49,8 puntos, en rigor en zona de desconfianza, pero al filo de pasar a terreno de confianza. Pero en la Sofofa prefieren no poner el foco en ese número, sino en la "lectura optimista", el "buen punto de partida" que -en opinión de Larraín- arrojó este sesudo análisis multidimensional.

"Su empresa vs. las empresas vs. pymes"…

Resumidamente, el presidente de la Sofofa destaca los principales resultados:

  • Los chilenos inician su relación con las empresas desde una percepción neutral de confianza. No hay un sesgo negativo o un prejuicio a priori hacia las empresas, sino que se parte de un sano escepticismo.

  • Los chilenos esperan de las empresas un comportamiento con altos estándares éticos, al igual que de las personas que las rodean. Que no solo provean empleos de calidad y bienes y servicios de manera eficiente.

  • Existen altos niveles de confianza en "su empresa" (en la empresa en la que trabajan). El 75% de las personas confía en sus compañeros de trabajo, 66% en la empresa donde trabaja, 58% en su jefe y en los dueños de su empresa.

  • Existen menores niveles de confianza en "las empresas" (las demás empresas) que en "su empresa". Mientras el 66% confía en la empresa donde trabaja, 56% confía en las pymes y 49% en las grandes empresas.

  • A pesar de un contexto general de baja confianza y lejanía institucional, "las empresas" son percibidas como cercanas, confiables y las que más aportan al desarrollo del país.

  • Los principales desafíos de las empresas se relacionan con temas laborales y éticos. En orden de importancia, pago de sueldos jutos (63%), preocupación por sus trabajadores (44%) y cumplir con sus contratos y obligaciones laborales (34%).

  • La integración de la inmigración es reconocida como el principal aporte de las empresas a los problemas sociales del país (50%). Le siguen equidad de género (40%) e integración de diversidad sexual (39%).

  • Los empresarios son principalmente reconocidos y valorados por hacer crecer sus negocios y generar empleos, pero la sociedad les exige más. Como ser respetuosos del medio ambiente y hacer aportes a fundaciones u organizaciones no gubernamentales (ONG).

El presidente de la Sofofa, a modo de síntesis, recalca: "Hay una potencialidad positiva por la experiencia directa que tienen las personas con sus empresas, y el problema es la brecha que tiene eso con la opinión que hay de la empresa privada en general. El puente es la cercanía, la transparencia, la participación, el trato justo, la consideración de la compatibilidad entre esas personas con sus familias".

Lo dice en tono optimista. No por nada ser un empresario o emprendedor es un sueño o aspiración de muchos chilenos: el 73% de los encuestados declara que le gustaría crear un negocio o empresa si tuviera la oportunidad de hacerlo.

Autoevaluación: bien en libre competencia; al debe en medio ambiente

En paralelo a la presentación y difusión de su primer Barómetro de Confianza Empresarial, la mesa directiva y el Comité Ejecutivo de la Sofofa ya tienen en sus manos los resultados de otro indicador que debuta: el Índice de Evolución Empresarial (IEE).

Esta es una herramienta voluntaria de autoevaluación desarrollada y administrada por el Dictuc, que permite a las empresas evaluar su gestión de acuerdo con una serie de recomendaciones que emanó del denominado Documento de Evolución Empresarial. Este, a su vez, fue fruto de un trabajo que lideró un comité homónimo, que copresidieron los consejeros Patricio Jottar (CCU) y Carmen Román (Walmart).

Después de un largo e intenso debate, se establecieron cinco principios generales y orientadores de evolución empresarial: gobierno corporativo, sostenibilidad, inclusión, educación e innovación.

El resultado global de esta primera medición -que se realizará anualmente y en la que este año participaron cerca de 40 empresas socias de la Sofofa- arrojó un grado de cumplimiento de un 68%.

En el desglose (ver infografía) de esta autoevaluación se puede apreciar que las variables mejor calificadas son libre competencia y anticorrupción (84%), relación con los colaboradores (81%) y relación con los proveedores (74%). Las empresas estarían al debe, en tanto, en variables como medio ambiente (47%), derechos de las personas y diversidad (52%) y relación con las comunidades (59%).

"Las empresas tenemos el imperativo de dejar una huella de bien en todas aquellas personas con las que nos relacionamos y con nuestro planeta. El Índice de Evolución Empresarial busca tanto ser una guía en este camino como un sistema de medición de nuestros avances", afirmó Patricio Jottar. Agregó que "la primera condición para ser bien percibidos por la sociedad es hacerlo bien en todas las dimensiones de nuestro quehacer".

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 27-10-2018

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.