Mineras funcionan solo con el 52% de sus trabajadores y casi el 40% de la dotación total lleva tres meses desmovilizado

  • Según datos del ministerio del rubro, al 31 de mayo:

  • Datos del Consejo Minero muestran bajos niveles de contagio de covid-19 entre los trabajadores, menos del 1 % del personal del sector.

Pero con más de 85 mil operarios alejados de las faenas, debido a las medidas adoptadas por las empresas para bajar densidades o para resguardar a grupo de riesgo, cunde la preocupación por la continuidad laboral y de remuneraciones para estos trabajadores en la industria. Ya hay más de 5 mil desvinculaciones.

”Las cifras, a la fecha, siguen siendo bajas en comparación al escenario país. Estas reflejan el intenso trabajo realizado, tanto por parte de las empresas, como por los trabajadores". Joaquín Villarino, PDTE, EJECUTIVO CONSEJO MINERO.

Transcurridos más de tres meses desde la implementación en el país de diversas medidas de control sanitario para tratar de contener la propagación del coronavirus, la industria minera exhibe una tasa de enfermos inferior al 1 %, respecto tanto del total de trabajadores del sector como del total de enfermos a nivel nacional.

Al viernes 12 de junio había 1.040 casos de covid-19 entre las 17 empresas de la gran minería que integran el Consejo Minero. De estos, 336 corresponden a dotación propia (32%) y 704 a trabajadores de empresas contratistas (68%). El total de casos equivale al 0,7% de todos los contagiados en el país y a un 0,5% de los trabajadores de la minería.

"Las cifras, a la fecha, siguen siendo bajas en comparación al escenario país. Estas reflejan el intenso trabajo realizado, tanto por parte de las empresas, como por los trabajadores. Las precauciones tomadas por las empresas han incluido medidas rigurosas e integrales para controlar la expansión de este virus. Se han realizado todos los esfuerzos por actuar en consecuencia de la cultura de seguridad y disciplina que caracteriza a esta industria, incluso aumentando los estándares cuando ha sido necesario", resume Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del gremio.

A más de 100 días desde que se informó el primer caso de la enfermedad en Chile, el sector ha podido seguir operando, y sin afectar mayormente su nivel de producción hasta ahora, aunque en empresas como Antofagasta Minerals dicen que en los últimos días han visto un alza en el número de casos, "lo que es concordante con la situación que está viviendo el país". Sin embargo, Villarino asegura que la industria ha logrado mantener la continuidad operacional, lo que ha implicado "un desafío inédito y extremadamente complejo".

"Chile ha sido citado a nivel internacional por el buen resultado de los protocolos aplicados por la minería. El centro de estudios mineros CRU comparó las medidas adoptadas en todos los países mineros, y Chile aparece como uno de los mejores, tanto así que otros ministros de Minería nos han pedido compartir nuestra experiencia", explica el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

Todo esto, a pesar de que, en promedio, la industria está funcionando con poco más de la mitad de la dotación total.

Según datos de la cartera, de un total de 217.696 trabajadores de dotación propia que la pequeña, mediana y gran minería tenían previo a la pandemia, al 31 de mayo había 113.952 que están activos trabajando en las faenas de las mineras, lo que equivale al 52,3% de la dotación total del sector. A ellos se suman otras 13.309 (6, 1 %) personas que están en modalidad de teletrabajo.

Pero hay otro grupo, el 39, 1 % de los trabajadores mineros -cuatro de cada 10-, que fueron "desmovilizados" como parte de las medidas que apuntan a bajar la densidad de personas tanto en el transporte desde y hacia las faenas, como en las áreas comunes al interior de estas, como casinos, campamentos, casas de cambio y traslados internos. Esto quiere decir que al cierre de mayo había 85.313 personas alejadas de las faenas por este concepto.

Prokurica, explica que la mitad de estas personas estaban en la construcción de los diversos proyectos que estaban en obra, y que las empresas suspendieron para reducir riesgo de contagio y contener costos. El resto de los desmovilizados son trabajadores que están en grupos de riesgo, mayores de 65 años y los que sufren enfermedades de base o crónicas. En BHP precisan que cerca del 15% de los 3.550 trabajadores de Escondida; el 13% de los 1.400 trabajadores de Spence, y el 23% de los 1.100 trabajadores de Cerro Colorado, corresponden a personas de grupos de riesgo. En AMSA, en tanto, dicen que definieron que estos operarios solo podrán volver a trabajar de forma presencial cuando sea completamente seguro para su salud.

Sindicatos preocupados por continuidad de trabajadores desmovilízados

Por lo general, en el caso de la dotación de planta, las empresas siguieron pagando las remuneraciones de los trabajadores desmovilizados, especialmente los de grupos de riesgo, y en el caso de la dotación subcontratada algunas mineras le pidieron a las empresas contratistas que adhirieran a estos empleados a la Ley de Protección del Empleo. Antofagasta Minerals les aseguró a los subcontratistas un pago mínimo mensual de $500 mil.

Si bien las empresas mineras manifiestan la intención de seguir cubriendo las remuneraciones de los trabajadores desmovilizados, pese a que la emergencia podría prolongarse aun por varios meses, los datos del Ministerio de Minería revelan que hay 5.122 trabajadores que han sido desvinculados.

Los sindicatos están preocupados por el futuro de esos trabajadores y así se lo manifestaron hace unos días al presidente ejecutivo del Consejo Minero, Joaquín Villarino, los dirigentes de la Federación Minera, gremio que agrupa a los sindicatos de las empresas de la minería privada.

En lo que respecta a Codelco, que tiene al 30% de su dotación alejada de las faenas -incluyendo personal en teletrabajo-, explican que mantener la continuidad operacional ha permitido conservar las remuneraciones de los trabajadores que están fuera de las operaciones por prevención. Sin embargo, advierten que esto implica un esfuerzo que debe ser evaluado mes a mes, "de modo de no afectar el aporte de recursos que cada división realiza al país, a la vez de encontrar soluciones viables para quienes no pueden retomar sus labores por razones de salud, acorde a la realidad de la compañía", dicen.

En BHP añaden que están evaluando constantemente la continuidad del pago de estas remuneraciones, "atendidas las características de la crisis y su impacto en las operaciones".

A raíz del deceso de un trabajador de Chuquicamata de Codelco hace unos días, por covid-19, la Federación de Trabajado¬res del Cobre (FTC}, que agrupa a los sindicatos de la estatal, llamó a extremar la fiscalización de las medidas preventivas por parte de la autoridad, pues denuncian deficiencias, al igual que lo han hecho dirigentes de los sindicatos de mineras privadas. Al respecto, el titular de Minería asegura que instruyó a Sernageomin a redoblar los controles y abrir canales de denuncia para los trabajadores.

De acuerdo con cifras proporcionadas por Codelco, del total de los contagios que exhiben, el 80% ha sido detectado fuera de sus operaciones. Para el resto, que ha sido advertido dentro de sus operaciones, se han activado protocolos de aislamiento y separación. En el caso de Collahuasi, por ejemplo, realizan test rápidos en el punto de origen al 100% de su personal propio y de terceros, con más de 30 mil pruebas hasta ahora. En la estatal, en cambio, dicen tener actualmente a cerca de 900 trabajadores propios y contratistas haciendo cuarentenas preventivas por haber tenido contacto con personas contagiadas en el ámbito laboral o personal. Este es un ejemplo de lo que las empresas están aplicando en materia de res-guardo de los casos positivos y contactos estrechos entre sus trabajadores.

En BHP, en tanto, desarrollaron una aplicación que permite trazar de manera rápida cualquier caso sospechoso o confirmado de covid-19 con lo cual reemplazaron el proceso manual que estaban utilizando.

Sin embargo, algunos dirigentes hablan de cifras de contagio mayores a las informadas por algunas empresas. De hecho, el presidente de los trabajadores de El Abra, Robinson Paniagua, dice que su sindicato decidió aplicar test rápidos en forma independiente para contrastar sus resultados con las cifras oficiales.

"Vemos que el nivel de contagios se ha descontrolado, y en tal contexto, si es necesario paralizar aquellas áreas, implementando cuarentena, hasta que existan las condiciones sanitarias adecuadas que permitan cautelar la vida de las y los mineros, estamos dispuestos a ello, porque la actividad económica, no puede estar por sobre la vida", dice el presidente de la FTC, Patricio Elgueta, quien agrega que están coordinados con los sindicatos de la minería privada y en estado de alerta respecto del cumplimiento de las fiscalizaciones anunciadas por la autoridad.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 14-06-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.