Los gobiernos contemplan una recuperación económica verde

  • Algunas industrias no están convencidas:

  • Las 50 principales economías del mundo están contribuyendo con US$ 583 mil millones para que aumenten los esfuerzos medioambientales.

  • ONEROSO. Las empresas sostienen que las iniciativas verdes serían demasiado onerosas en un momento en que tienen que enfocarse en reducir al mínimo las pérdidas de empleos.

Gobiernos en todo el mundo están gastando como nunca antes para activar sus economías después de los cierres por el covid-19, y en muchos casos están ligando iniciativas verdes con paquetes de rescate, mientras algunas industrias dicen que salvar empleos debería estar por sobre las preocupaciones medioambientales.

Las compañías, entre ellas Volkswagen AG, Renault SA, Air France-KLM y Austrian Airlines, están recibiendo ayudas de gobierno cuyo propósito es mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus y reducir las emisiones de carbono. Pero sus industrias se están resistiendo a los paquetes de estímulo ligados con políticas climáticas, y sostienen que los gobiernos deberían dar prioridad a la reactivación del crecimiento de empleos y la actividad empresarial.

Los gobiernos están presionando para que haya un cambio en algunas de las industrias más afectadas con un enfoque doble: proporcionar rescates con la condición de que las empresas adhieran a los términos ambientales y ofrecer ayuda para promover soluciones bajas en carbono tales como vehículos eléctricos y energía renovable.

Las 50 economías más importantes del mundo han prometido alrededor de US$ 583 mil millones para dar un impulso a los esfuerzos verdes; la mayor cantidad de fondos proviene de la Unión Europea, de acuerdo a un informe de Bloomberg New Energy Finance que se publicó en junio.

Más plazo

En EE.UU., los legisladores no incluyeron propuestas relacionadas con el clima en el paquete de estímulo federal. En forma separada, el gobierno de Trump extendió un plazo para los créditos tributarios que apoyan las inversiones de energía renovable.

En Europa, las iniciativas verdes han provocado cierta resistencia de las empresas._ "Tiene a los conservadores en el Parlamento europeo, y algunas industrias como la de la aviación y automotriz, diciendo que tenemos que hablar de la crisis económica y no del clima porque esa no es la prioridad en estos momentos"_, manifestó Belén Balanyá de Corporate Europe Observatory, una organización que monitorea la actividad de los grupos de presión.

Las empresas sostienen que las iniciativas verdes serían demasiado onerosas en un momento en que tienen que enfocarse en reducir al mínimo las pérdidas de empleos y las interrupciones en las cadenas de abastecimiento, señaló la mayor entidad de presión de Europa, BusinessEurope, en una carta en abril a la Comisión Europea. El grupo, cuyas compañías asociadas incluyen Renault, KLM y Volkswagen, pidió a la comisión que aplazara la legislación ambiental.

La industria de las aerolíneas aseveró que las propuestas de amarrar condiciones ambientales con asistencia financiera eran inoportunas.

"Sin que se vuelva a la estabilidad financiera será imposible para las aerolíneas poner aviones nuevos y más eficientes en servicio, invertir en combustibles sustentables para las naves o comprometer recursos para mejorar la eficiencia de sus operaciones", precisó en un correo electrónico lnternational Air Transport Association, un grupo de comercio de la industria de aerolíneas.

Activistas y científicos medioambientales esperan que el apoyo al gasto gubernamental amigable con el clima sea mayor que el actual compromiso del 5% de los US$ 12 billones totales en paquetes de estímulo que se anunciaron en todo el mundo. Las iniciativas verdes representan una proporción más pequeña de los fondos de estímulo en comparación con los paquetes que hubo después de la crisis financiera de 2008-2009. En esa época, el 16% del esfuerzo de recuperación de US$ 3,3 billones se destinó a esfuerzos ambientales, de acuerdo a la Agencia Internacional de Energía.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos señaló en junio que los gobiernos tenían que crear políticas que aseguraran que el mundo "reconstruya mejor"; lo que incluye adecuar paquetes de rescate con objetivos de reducción de emisiones.

Los rescates para algunas industrias como la de aerolíneas y automóviles incluían condiciones amigables con el clima. El transporte eléctrico ha sido el objetivo más claro de la medida gubernamental en todo el mundo, según muestran datos de BloombergNEF.

El apoyo del gobierno para la producción de vehículos eléctricos y la demanda podrían acelerar el foco de los fabricantes de autos en el mercado de autos eléctricos en un momento en que están luchando con una baja demanda por vehículos convencionales e inventarios cada vez más abultados. China hace poco extendió sus subsidios para el sector por dos años hasta fines de 2022 y suspendió los impuestos de compra para los consumidores.

Los subsidios han contribuido a que China se convierta en el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo. En 2018, cuando la ayuda podía reducir el precio de un vehículo eléctrico en US$ 13 mil aproximadamente, las ventas subieron el 62%. Pero los subsidios que están disponibles ahora son mucho más bajos. Después que Beijing disminuyó drástica¬mente el apoyo para los compradores las ventas cayeron el 4% el año pasado, de acuerdo a la Asociación de Manufacture¬ras de Automóviles de China.

En forma más general, los incentivos tales como los subsidios están entre los diversos factores que pueden influir en la adopción de vehículos eléctricos, junto con la infraestructura de recarga y la gama de autos disponibles.

El gobierno francés le comunicó a Renault, la que cuenta con el respaldo del Estado, que solo podría recibir un préstamo de más de US$ 5 mil millones si la compañía se unía a una empresa de baterías eléctricas con Total SA y PSA Group, propietario de Peugeot. Air France-KLM tiene que reducir las rutas nacionales que compiten con servicios de trenes además de disminuir las emisiones de dióxido de carbono en el país en un 50% antes de 2024 si quiere tener acceso a un paquete de préstamo de US$ 8 mil millones.

Una nueva ronda de incentivos

Cuando el gobierno alemán dio a conocer su segundo paquete de estímulo económico el 3 de junio, incluía una nueva ronda de incentivos para la compra de autos eléctricos, pero aquellos a cargo de las políticas no otorgaron a los fabricantes de autos el apoyo financiero más amplio en pro del cual ellos habían estado presionando.

Volkswagen señaló que la compañía recibía con agrado el paquete de estímulo, especialmente la medida para bajar los impuestos a las ventas, precisó un vocero. "Eso podría tener un impacto positivo en el consumo".

El sector de energía renovable, el que responde por cerca del 10% de la generación eléctrica global, parece preparado para tener otro impulso en los paquetes de estímulo gubernamentales. La energía renovable ha dominado las inversiones en nueva capacidad energética en los últimos años por sobre el carbón y el gas a medida que los costos han bajado.

La Unión Europea dedicaría el 25% de su paquete de recuperación a la acción climática y propuso un nuevo fondo de inversión para centrarse en las tecnologías de energía limpia como la eólica, solar y almacenamiento de batería. El bloque invertirá alrededor de US$ 17 mil millones en el fondo, de acuerdo a la Comisión Europea.

"Ya estábamos viendo una aceleración lejos de los combustibles fósiles en varios países antes del covid-19, entre ellos Corea del Sur, Vietnam, Chile e Indonesia", comentó Andy Kinsella, jefe ejecutivo de Mainstream Renewable Power Ud. La empresa solar y eólica con sede en Irlanda está activa en 12 países, lo que incluye Vietnam y Chile.

"Cualquier cosa que acelere esta tendencia es bienvenida, y eso incluye el paquete de recuperación de la Unión Europea", agregó.

FUENTE: El Mercurio
17-07-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.