La tecnología ayuda a reciclar de la manera correcta

  • En Chile se recicla solo un 8,5% del plástico que se consume y de ese total solo el 17% proviene de los hogares, según un estudio de la Asociación de Industriales del Plástico.

Iniciativas en Chile y el mundo:

Contenedores inteligentes permiten clasificar los residuos gracias a visión computarizada e inteligencia artificial. Mientras que videojuegos promueven el reciclaje y educan sobre la mejor forma de hacerlo.

Se llama Oscar -igual que el galardón cinematográfico-, pero este Oscar no premia, reta.

Se trata de un contenedor inteligente creado por la empresa canadiense lntuitive AI que analiza los objetos que lleva una persona antes de tirarlos al tacho del reciclaje, advirtiéndole en voz alta y con mensajes en una pantalla cuando no está reciclando correctamente.

Oscar fue creado por Vivek Vya y Hassan Murad, ambos ingenieros de la U. Simon Fraser de Canadá. Su sistema consta de una cámara y tecnología de reconocimiento computarizado que analiza los objetos antes que el usuario los arroje. Su algoritmo de inteligencia artificial compara el objeto con la base de datos WasteNet, que contiene imágenes de millones de productos que las personas tiran a la basura.

"Si llegas con un desecho en la mano, Oscar te dirá cómo reciclarlo correctamente" dice Hassan Murad, cofundador de lntuitive AI, quien añade que una de las causas de por qué los residuos de reciclaje terminan en un relleno sanitario es la contaminación de los depósitos, producto de personas que reciclan en el contenedor equivocado.

La tecnología no solo les dice a los usuarios en qué contenedor poner cada producto, sino que también les ayuda dándoles instrucciones como, por ejemplo, que antes de botar el vaso de café desechable hay que sacarle la tapa y depositarla en el lugar de los plásticos. Actualmente se encuentra en operaciones en universidades y aeropuertos en Vancouver, Calgary y Toronto, como también en San Francisco, EE.UU.

Como Oscar, también hay otras iniciativas que ayudan a reciclar de mejor manera y entender la relevancia de este proceso para el medio ambiente.

Chile no está ajeno a esta tendencia. Estudiantes de la USACh crearon Redciclach, un contenedor inteligente con un diseño llamativo para reciclar latas y botellas plásticas. "Está pensado para ser instalado en comunidades escolares, universidades, condominios o empresas. Tiene un sensor que identifica el tipo de objeto que se está reciclando y un teclado en que la persona se identifica con un código {para saber quién recicla)" dice Alejandro Ramírez, cofundador de Redciclach.

Ya lo han instalado en un colegio y en una comunidad de 234 departamentos. "En el caso de la comunidad Argomedo Oriente {Santiago Centro), donde funciona hace dos meses, las personas se identifican por su número de departamento y así se lleva el registro de cuánto reciclan. Los residuos son valorizados al ser llevados a una empresa de reciclaje y con ese dinero se hace un descuento en los gastos comunes, proporcional a la cantidad reciclada en el departamento", dice Ramírez, quien agrega que en un mes el condominio recicló 40 kilos de latas y 154 kilos de botellas.

Videojuegos que educan

Incentivar el reciclaje es el objetivo "The Recycling Héroes" un videojuego que pronto saldrá para la consola PlayStation 4 y que también se podrá jugar en teléfonos y tabletas.

El juego -desarrollado por la Fundación 3M- es protagonizado por una familia que tiene que reciclar correcta¬mente, mientras que el villano (Darkness) trata de impedirlo. Está ambientado en lugares como una casa, una cocina, la calle o una playa, donde tendrán que recoger la basura tirada en el suelo y reciclarla en el contenedor correspondiente para ir superando los distintos niveles.

En Bolivia, en tanto, niños también usaron videojuegos para incentivar el reciclaje. Alumnos -de entre 9 y 13 años de edad del Centro de Programación y Robótica Educativa My Maker House- desarrollaron un videojuego arcade (con palanca y botones) que en vez de funcionar con fichas lo hace cada vez que alguien inserta una botella.

Una vez activada la máquina, se puede disfrutar del juego "Repairing the World' también creado por los niños. Con este desarrollo los niños participaron en el Global Game Jam, evento educativo en torno a los juegos.

La importancia de educar

En 2018, la Municipalidad de Lo Barnechea distribuyó entre sus vecinos contenedores amarillos dedicados exclusivamente al reciclaje. Estos incluyen un sensor RFID (identificador por radiofrecuencia) que permite que los operarios de los camiones registren la periodicidad con la que los vecinos sacan el contenedor y el nivel de llenado de este.

"El análisis de esos datos no solo posibilita optimizar el recorrido de los camiones, sino que nos ha permitido entender la importancia de que los vecinos tengan material educativo para que aprendan a reciclar en forma correcta" dice Victoria Álamos, director de Medio Ambiente, Aseo y Ornato de Lo Barnechea.

La comuna hizo un estudio en el que distribuyó información a los vecinos para realizar un reciclaje correcto, mientras que otro grupo comenzó a reciclar sin dicha información. "En promedio, el 25% de lo recolectado es de mala calidad. Pero la calidad mejoró entre quienes recibieron información, al punto que el 90% de lo recolectado realmente fue reciclado", agrega.

Fuente: El Mercurio
Fecha: 13-02-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.