La Mina a Cielo Abierto más Antigua de América se Encuentra en Taltal

Colaboración Periodística: Héctor Román Jeldes

Analista Químico

Grupo Minero Las Cenizas

Taltal es una zona rica en yacimientos mineros.

Prueba de ello es el sitio San Ramón 15, ubicado a pocos kilómetros al norte de esta ciudad nortina y a 170 m.s.n.m., en donde se encuentra la mina prehispánica más antigua de América.

Estudios arrojaron su data entre 10 y 12 mil años de antigüedad.

Es en el año 2008 cuando Diego Salazar y un grupo de investigadores de la Universidad de Chile, descubrieron una antigua mina en la quebrada San Ramón, al norte de Taltal. “Su hallazgo revoluciona la concepción que teníamos de los indígenas que habitaron el área” , cuenta Salazar en una entrevista realizada por el diario La Tercera en mayo de 2011, haciendo referencia a la cultura Huentelauquén que habitó la zona entre lo que hoy es Los Vilos y Antofagasta hace 9 y 12 mil años.

“Hemos establecido que durante el tiempo que funcionó sacaron unos 700 metros cúbicos de roca, que equivalen a unas dos mil toneladas. Esto indica que había producción de excedentes y por lo tanto, una economía más compleja de lo que pensábamos” , añade.

La mina en cuestión corresponde a una trinchera excavada a cielo abierto, de aproximadamente 40 metros de largo y de cinco a seis metros de ancho. En uno de sus extremos alcanza casi tres metros de profundidad, mientras que en otras áreas no se ha logrado llegar a la base de la exploración original.

El yacimiento original corresponde a una veta de hierro que por procesos de alteración secundaria generó vetas de pigmentos rojos, café rojizos y amarillos.

Según los análisis de difracción de rayos X efectuados, se logró determinar que éstos pigmentos corresponden principalmente a hematita y goethita (Fe2O3 y α-FeO(OH) respectivamente), alojados en rocas granodioritas, brechas de calcita y hierro (magnetita). El pigmento extraído, de altísimo valor en la época, era utilizado con fines ceremoniales en los cuerpos de los difuntos y para ornamentar objetos.

Los estudios radiocarbónicos indican dos momentos de explotación de la mina. El primero en el Holoceno Temprano ( 9.000 a.C.), mientras que el segundo y último ocurrió durante el periodo Arcaico Tardío (2.500 a.C.), momento en el cual la mina fue abandonada posiblemente por el agotamiento de las vetas de pigmento.

En el lugar no se encontraron evidencias de actividades domésticas, pero si restos de moluscos, huesos de pescados y mamíferos.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.