Guía para la eficiencia energética en cuarentena

  • Las cuentas están subiendo y es inevitable: estamos trabajando, estudiando y comiendo todos los días en casa.

  • Tres expertas explican cómo aumenta el consumo y de qué manera podemos frenarlo.

Para todo dueño o dueña de casa, ver la cuenta del agua, luz y gas durante este invierno puede ser un verdadero dolor de estómago, un vacío abierto entre la angustia y la rabia.

Usualmente se tiene conciencia de que en estos meses, al haber menos luz y más frío, gastemos más en estos ítems, pero si a esta ecuación le sumamos estar permanentemente en casa, el escenario es que a varios se les complicando la vida y la economía.

Aquí es cuando la eficiencia energética cobra mayor relevancia. Y aunque hace años que circula información al respecto, este tipo de temas suelen pasan por el aro: lamentablemente no existe suficiente difusión sobre lo necesario que es entender y educarnos permanentemente en cuidar nuestros recursos.

Práctico conversó con tres expertas en esta área para entender sobre la situación actual, qué nociones debemos considerar a futuro y cuáles consejos podemos poner en práctica desde ya.

La importancia de la eficiencia energética

“Por primera vez en mucho tiempo, las personas están habitando sus hogares las 24 horas de los 30 días del mes”, dice **Ericka Osses, investigadora asociada en el Centro de Energía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile_. Precisamente esto ha repercutido en el consumo y presupuesto familiar, y por ende “las cuentas de luz, gas y agua han sufrido un incremento a escala residencial”.

Ejecutar medidas para promover la eficiencia energética “se torna fundamental para amortizar dichas alzas”, explica, pero a su vez es “una oportunidad de crear una ‘cultura energética’ consciente del uso de los recursos”.

“La eficiencia energética se puede entender como más con menos, o mucho con poco”, dice Paulina Ramírez, asesora de Eficiencia Energética y Electromovilidad del Centro de Energía de la FCFM de la U. de Chile. “Y, cuando se aplica, se traduce en una disminución en los gastos mensuales en energía y finalmente en una ayuda al bolsillo de cada hogar”.

Pero eso no es todo, ya que la eficiencia energética en el hogar “ayuda a mejorar la forma en que consumimos energía a nivel país, para disminuir las emisiones asociadas a los energéticos”, afirma Ramírez, lo que significa, en pocas palabras: “avanzar hacia un mundo más sostenible”.

No hay que ser un mago para saber que si no tomamos medidas al respecto, el mundo seguirá en peligro. Mientras los humanos se encierran, los animales viven nuevas experiencias: se han visto pumas en lugares residenciales o hay más actividad de la fauna marina, como en Venecia. Probablemente, esta experiencia de encierro nos ayude a replantearnos nuestras formas de vida, siendo una de ellas nuestra relación con la energía.

“Los cuidados no solo deben ser apagar luces que no se estén usando”, comenta Romina Cid, socia en Grupo Moris y experta en gestión de la energía, sustentabilidad e industrias creativas. Este es un tema más profundo, sobre todo porque hay que “acompañarlo de un análisis consciente de los procesos en el uso de recursos naturales para nuestros fines personales”.

Hablemos de cifras

“Para este año estaba programado un alza de hasta el 10% en las cuentas, según lo anunciado por el Ministerio de Energía”, explica Romina Cid, quien también pertenece a CWEEL Chile (Council on Women in Energy & Environmental Leadership). “A esto hay que sumarle la diferencia de consumo por estar buena parte del día dentro del hogar”, afirma. Lo más preocupante es que este consumo “puede llegar hasta más del doble dependiendo de los factores de uso, número de personas y tipos de equipos”.

¿Cómo tanto? Es la pregunta que te puedes estar haciendo y el ejercicio que te invitamos a hacer es tomar nota de las cosas que haces en el día y marcar con un asterisco aquellas que tengan que ver con el uso de energía. El resultado te va a sorprender.

“Si consideramos que el horario de trabajo y de escuela ocupan un tercio del día, podríamos suponer que el aumento puede llegar a un tercio de las cuentas de electricidad y calefacción”, explica Paulina Ramírez. En condiciones normales, “las necesidades de luz, electricidad, calefacción y calor para cocinar son satisfechas en nuestros lugares de trabajo y escuelas”, puntualiza.

En condiciones de teletrabajo, podemos “conectar un computador y quizás una pantalla adicional. Quienes compraban o bien su empleador les proveía sus almuerzos, ahora deben cocinar. Quienes tomamos tomar té, mate o café usamos más seguido el hervidor o la tetera para tener agua caliente a mano. Considerando el frio del invierno, probablemente varios utilicen un calefactor eléctrico, a gas o parafina, y las familias con hijos, probablemente tengan también el televisor o algún otro equipo prendido todo el día”, enumera Paulina Ramírez.

Todos estos artefactos, si los ves por separado, puede que no consuman tanta energía. Sin embargo, “la suma de varios dispositivos puede llegar fácilmente a 1kw por hora”, especifica Ramírez. “1KWh cuesta $76 en Santiago, en un mes, considerando 8 horas y 20 días de jornada de teletrabajo, podemos llegar a gastar $12.160 adicionales” solo en materia de electricidad.

¿Cuánto nos podrían subir las cuentas? “La emisión de facturas provisorias por parte de las distribuidoras desde el inicio de la pandemia alcanzó el 50%, según lo reportado en el mes de mayo”, comenta Ericka Osses. Por si desconoces el concepto de facturas provisorias, la misma especialista afirma que “cuando la distribuidora no puede hacer la lectura del medidor, se genera una boleta en base a un promedio de consumo”_.

“Los datos de marzo, establecieron que el consumo residencial subió en un 10% en comparación al mes anterior”, dice Osses. “Esta información está alejada de nuestra realidad actual, ya que las mediciones corresponden a la época verano-otoño. Pero como todos sabemos, en invierno los consumos se incrementan producto de calefacción”.

“Si revisamos las alzas de años anteriores (2019, 2018), en época invernal el consumo residencial aumenta por lo general entre un 15 a un 20%”, especifica Osses, y llega a la conclusión de que “con esta información podríamos estimar que el consumo en las boletas individuales residenciales podría aumentar hasta en un 30% en los meses de este invierno”.

Esta cifra también coincide con la que estimó Paulina Ramírez. “Si consideramos todos los energéticos que utilizamos y ninguna medida de eficiencia, nuestras cuentas pueden fácilmente aumentar cerca de un 33%”.

Es una situación preocupante, sobre todo si a este escenario sumamos los recortes de sueldos o la poca flexibilidad en las jornadas de teletrabajo, que a veces son más extensas que los mismos horarios de oficina. “Esta situación podría ser catastrófica para los sectores más vulnerables del país”, dice Ericka Osses, ya que “post-pandemia las personas tendrán que pagar el saldo pendiente, que será calculado una vez que se realice la lectura del medidor”.

Tips que puedes hacer en casa para ejecutar la eficiencia energética

Ya está claro: es necesario poner en práctica los consejos para promover la eficiencia energética. A continuación hicimos un resumen de las medidas que nos recomendaron estas tres expertas:

    1. Mantener apagadas las luces que no se estén utilizando y aprovechar la luz natural. Puedes llegar ahorrar hasta un 16,8%.
    1. Considerar que la “hora punta” o el “recargo de invierno” de la energía, que comenzó a regir en junio, se aplica entre 18:00 y 22:00 horas. Por lo tanto, se recomienda en este horario no usar electrodomésticos de alto consumo, como lavadoras, secadoras, etc.
    1. No tener el computador conectado a la corriente todo el día.
    1. Disminuir la cantidad de equipos eléctricos simultáneamente en funcionamiento y/o conectados.
    1. Utilizar termos para mantener el agua caliente más tiempo.
    1. Disminuir los tiempos de ducha o uso de agua caliente en general.
    1. Abrigarnos, mantener las ventanas cerradas (cuidando de ventilar cuando es necesario).
    1. Mejorar los sellos de las puertas y ventanas para disminuir el uso de calefacción.
    1. Cocinar para varios días.
    1. Invertir en iluminación LED, ya que puede alcanzar un ahorro de hasta 90%, con respecto a las ampolletas antiguas.
    1. Si compras un electrodoméstico, prefiere aquellos equipos con etiquetado de eficiencia energética: los que tienen las letra A y A+ son las que mayor eficiencia tienen.
    1. ¿No estás usando el televisor? Apágalo: puedes ahorrar hasta un 16,3%.
    1. Aunque para algunos sea complejo, evita abrir constantemente el refrigerador.
    1. Deja que los alimentos alcancen una temperatura ambiente antes de guardarlos dentro del refrigerador.
    1. Instala aireadores de agua en llaves como la de la cocina o ducha. Puedes ahorrar hasta un 50% de agua.
    1. Para las familias que estén haciendo hartas manualidades, se sugiere el uso de cocinas brujas: te ayudan a mejorar hasta un 40% el consumo del gas. Se arman con una caja de cartón con elementos que mantengan el calor: papel de diario, plumavit, ropa u otros, y con ellos se hace un molde para calzar la olla que más utilicen. Con esto, en vez de cocinar, por ejemplo, un arroz por veinte minutos, puede estar 10 minutos sobre el quemador y terminar la cocción por otros 10 minutos en la cocina bruja.

Por otro lado, desde el Instagram del Ministerio de Energía se informa constantemente sobre las medidas que se están implementando a nivel país, las objeciones que se pueden hacer como consumidor y también se entregan consejos para promover la eficiencia energética.

¨“El Ministerio de Energía y la Agencia de Sostenibilidad en sus páginas web tienen muy buena información y herramientas”, dice Paulina Ramírez. Destaca _“una calculadora para estimar nuestros consumos y también guías educativas en torno a la eficiencia energética”. Asimismo, recomienda los sitios: viviendas.minenergia.cl, aprendeconenergia.cl y la Guía de eficiencia energética en el hogar.

Es el momento de comprometernos con la eficiencia energética

FUENTE: La Tercera Digital – Práctico
Fecha: 20-07-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *