Extracto del Discurso del Ministro de Energía y Minería en el Día del Minero

  • Nosotros, el sector minero, desde el gobierno, las empresas, los trabajadores, los proveedores, todo ese ecosistema rico y diverso que es la minería, tenemos que explicar con más claridad, con más fuerza y con más sentido de orgullo por qué Chile  necesita de la minería,

Celebramos hoy este Día del Minero de un momento de crisis y quiero detenerme en tres aspectos de la crisis que enfrentamos, que son importantes para hablar de minería.

Crisis Económica

Es evidente que estamos en una crisis económica severa. La crisis más grave que hemos tenido en décadas, gatillada por razones externas a la minería y a la economía.

En este contexto de crisis económica, la minería ha demostrado -una vez más- la importancia que tiene para nuestro país.

A pesar de las enormes dificultades que enfrentó la economía, la minería fue capaz de mantener su operación prácticamente en niveles estables respecto al año 2019, lo que es un enorme logro, dadas las dificultades que la pandemia puso a las operaciones mineras.

Es una muestra de la cultura de cuidado, de rigor, de respeto a los protocolos que ha desarrollado por años la minería y es justo hacer un reconocimiento a todos los trabajadores mineros por esa labor y por ese logro la minería.

Ha sido, además, un pilar esencial en el financiamiento de las arcas fiscales en estos momentos difíciles. El Estado ha ido con un apoyo muy sustancial para las familias de la clase media y de los sectores más vulnerables y sin la contribución de la minería a las arcas fiscales hubiera sido simplemente imposible financiar esa ayuda. Eso fue verdad el año pasado y está siendo especialmente cierto este año, con precios del cobre en niveles altos.

También es importante la minería en los años que vienen para recuperar los empleos. Chile perdió 2 millones de empleos en esta crisis económica causada por el Covid. Hemos recuperado un millón, pero todavía hay un millón de empleos por recuperar, un millón de familias que  desesperadamente necesitan nuevos empleos.

Necesitamos recuperar esos empleos para que todos los sectores se reactiven y la minería va a ser esencial porque tenemos un portafolio identificado por Cochilco de más de 70 mil millones de dólares en proyectos de inversión en el sector minero que necesitamos materializar en los años que vienen.

Crisis del Cambio Climático

El segundo aspecto de la crisis que enfrentamos es el cambio climático. El panel de científicos de las Naciones Unidas hizo público el informe que pone de manifiesto que la amenaza más severa que tenemos al frente es el cambio climático.

Es la principal responsabilidad de nuestra generación. Tenemos mucho esfuerzo puesto en la crisis sanitaria y económica, pero nuestra principal responsabilidad con las futuras generaciones es parar a tiempo el cambio climático.

El presidente Obama dijo hace algunos años una frase que sintetiza bien nuestra responsabilidad. Dijo: “Nuestra generación es la primera generación que va a sentir las consecuencias del cambio climático, pero es la última generación que puede hacer algo a tiempo para frenarla”.

Sin la minería chilena el mundo no va a poder frenar el cambio climático. Así de simple.

Las emisiones que genera el cambio climático vienen en entre 70% y 80% de la quema de combustibles fósiles para distintos usos.

Si no somos capaces de transformar de manera profunda la forma en que producimos y consumimos energía no vamos a poder parar las emisiones y frenar el cambio climático.

Y esta transformación no vamos a poder hacerla sin minerales.

Las centrales de generación eléctrica renovable necesitan cuatro veces más cobre que las centrales convencionales. La electromovilidad, los autos eléctricos, necesitan entre tres y media y cuatro veces más cobre que los autos convencionales, además de litio. Chile produce el 28% del cobre del mundo y más del 20% del litio y tiene las mayores reservas de cobre y del litio del mundo.

Sin energía renovable y sin electro movilidad no podemos parar el cambio climático. Por lo tanto, es evidente para cualquier observador objetivo que sin la minería chilena es imposible parar la mayor amenaza que enfrenta el mundo.

Crisis Social y Política

La tercera crisis que enfrentamos es la crisis social y política.

No hay ninguna industria que puede ser sostenible en el largo plazo si la sociedad en la que ópera no entiende por qué esa industria tiene que existir.

Nosotros, el sector minero, desde el gobierno, las empresas, los trabajadores, los proveedores, todo ese ecosistema rico y diverso que es la minería, tenemos que explicar con más claridad, con más fuerza y con más sentido de orgullo por qué Chile necesita de la  minería.

Necesitamos minería porqué es importante para la economía; por qué es importante para los empleos; porque es para la inversión y para el desarrollo.

Necesitamos contar esta historia con más fuerza, porque ahí esta la principal fuente de nuestro propósito, la principal fuente de nuestra legitimidad e y la principal palanca que  debemos activar, como sector minero, para recobrar ese afecto, ese sentido de orgullo y ese cuidado que necesitamos que la sociedad nos entregue.

Es verdad que el clima político está difícil; es verdad que a veces el Congreso priman voces que creen que pueden resolver los problemas o mejorar la calidad de vida de las personas con proyectos de ley de unas pocas líneas que no tiene sustento técnico y no tienen respaldo. Eso es verdad. Pero también es verdad que los parlamentarios, las autoridades locales, reaccionan al sentir de sus electores.

Nosotros tenemos que defender con rigor y con evidencia cuáles son las reglas que necesita la minería para progresar en el largo plazo. Necesitamos hacer presente nuestro  caso en el Congreso y en la Convención Constitucional.

Necesitamos también hacerlo con mucha fuerza frente a la ciudadanía y los electores, porque ellos son la fuerza madre que mueve el sistema político. Eso lo tenemos que entender.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.