Especialistas dan claves para bajar los kilos extras que se suben en Fiestas Patrias

  • Aunque aclaran que no hay una "receta mágica", expertos en nutrición entregan consejos para recuperar el peso normal.

  • Los kilos subidos en los tres días de festejos podrían ser historia en… tres semanas.

Para que asados, anticuchos, empanadas y terremotos sean sólo un buen recuerdo y no una gordura extra que aumente el sobrepeso y amenace la salud, es importante ponerse de inmediato en campaña para bajar los kilos de más que dejan las celebraciones de Fiestas Patrias.

Especialistas explican que, en promedio, una persona podría subir entre 3 y 4 kilos durante los festejos.
Pero, eso sí, aunque la subida sea abrupta, se recomienda intentar bajarlos de a poco. No querer perderlos bruscamente con dietas extremas.

Se debe consumir un menú equilibrado y bajo en calorías, acompañado de ejercicio.

De esta forma, se puede recuperar el peso normal mas o menos en unos 20 días, bajando entre medio kilo y un kilo a la semana:.

Este tiempo es considerado normal entre los expertos que explican que el ideal es reducir el peso de manera saludable, sin imponerse dietas que pueden dañar la salud.

Comida liviana

Las especialistas coinciden en que una dieta liviana y equilibrada es la mejor solución.

Disminuir los alimentos altos en calorías
Aumentar el consumo de frutas y verduras -ojalá crudas y de hojas verdes-
Comer carnes blancas -pollo, pavo y pescado-
Preferir las carnes de vacuno bajas en grasa -como asiento, lomo liso y filete-
Suspender la carne de cerdo y de cordero

A esto se suma
comer en porciones pequeñas
bajar la cantidad de pan
disminuir las porciones de arroz o tallarines (una tasa)
evitar los dulces y las bebidas azucaradas
NO beber alcohol
eliminar el paté, la mantequilla y las comidas altas en grasa
NO ingerir comida chatarra

Si bien aclaran que el agua no ayuda a bajar de peso, sí contribuye a reemplazar las bebidas con azúcar y a hidratarse en caso de que se haya bebido mucho alcohol durante las fiestas.

Personas que ya venían con sobrepeso

Las recomendaciones anteriores tiene mucho mayor aplicación para las personas que ya tienen sobrepeso y lo que se indica es que prolonguen este régimen sano de comidas por un mayor tiempo, de manera de reducir también el sobrepeso que ya tenían antes del 18.

Necesidad de hacer ejercicios

Para las personas que no están acostumbradas a la actividad física, esta dieta debe ir acompañada con una práctica diaria mas suave de ejercicios: como dar una vuelta a la manzana con pasos más rápido que lo usual; tomar o bajarse del bus una cuadra antes, usar las escalera y lo menos posible el ascensor.

El ideal es empezar a desarrollar, tres veces a la semana, una rutina que incluya entre 10 y 30 minutos de actividad física aeróbica. Puede ser caminar a paso vigoroso, trotar, nadar o andar en bicicleta. En las personas "fuera de forma" o de mayor edad es imprescindible prevenir el riesgo cardiaco y hacerse un examen previo con un especialista.

En resumen

Lo indicado es:

1. No a las dietas radicales:

Con dietas estrictas se corren riesgos serios porque sólo hacen perder masa muscular y agua, no disminuyen la grasa ni modifican las costumbres alimenticias poco saludables.

2. No más asados durante en las próximas semanas

Mantener los próximos 3 a 5 días un menú desintoxicante que permita aumentar los niveles de energía, estimular la salud digestiva, evitar el dolor de cabeza, disminuir la hinchazón y retención de líquidos, mejorar la concentración y el estado de ánimo, eliminar atracones impulsivos y bajar la ansiedad.

Un menú desintoxicante podría ser:

  • Desayuno: Leche de soya con cereales integrales, hierbas y jugo de pomelo.
  • Colación: Tutti frutti.
  • Almuerzo: Pescado al vapor y vegetales salteados con aceite de oliva.
  • Once: Pan integral con palta y agua de hierbas.
  • Cena: Ensalada surtida con quesillo.

3. Tomar mucha agua y evitar el alcohol:

El alcohol es muy calórico y dañino para la salud. Por ello, lo ideal es tomar mucha agua pura, como mínimo dos litros al día. Además de hidratar y no tener calorías, el agua es muy importante para eliminar toxinas.

4. Comer fibras:

Contribuyen a mantener la salud del colon impidiendo que las toxinas se adhieran a las paredes del intestino grueso y ayudando a que se eliminen más fácilmente.

5. Consume alimentos que ayuden al cuerpo a recuperarse:

Ideal comer frutas frescas o deshidratadas. Los arándanos, por ejemplo, son desintoxicantes poderosos y ayudan a disminuir los efectos dañinos de inflamaciones crónicas. Algo similar sucede con el berro.

Otros alimentos recomendables son: papas, aceite de oliva, plátano, jugos naturales sin preservantes, quínoa, arroz integral, cebada, centeno, maíz, legumbres, leche de soya o almendras, yogurt natural light, hierbas, miel y huevo.

La mejor dieta es comer menos, comer sano y hacer ejercicios.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.