¿El neumático se ve nuevo? Atento: revise el año en que fue fabricado

Se recomienda un máximo de 6 años

"El tiempo, la humedad y el calor son elementos que van degradando las características del caucho y este pasa de ser algo blando a ponerse rígido y agrietarse”, explica Luciano Chiang, ingeniero civil mecánico y académico de la UC.

Si usted va a comprar neumáticos nuevos, lo habitual es que se fije en que las medidas sean las que correspondan a su auto. Pero mucho menos común es verificar en qué semana y año fue fabricado.

"La gente asume que, si la banda de rodadura pasa la prueba de la moneda (profundidad de sus surcos), eso significa que el neumático tiene vida, independientemente de la edad que tenga, lo cual puede ser un error fatal (…). Si bien no hay una guía de seguridad autorizada por el gobierno federal sobre cuándo un neumático es demasiado viejo para ser seguro, muchos fabricantes de autos recomiendan el reemplazo a los 6 años de la fecha de fabricación”, afirma Ronald Montoya, senior consumer advi¬ce editor del sitio especializado Edmunds.com

¿Y cómo saber ese dato? En los números y letras que lleva impreso el neumático en su costado hay uno que es el código DOT (Departament oí Transportation, ente regulador estadounidense para la seguridad de estos productos). Entre los datos que entrega este código están el ciudad donde el neumático fue fabricado y la planta en que fue construido. Y al final de la nomenclatura se incluyen cuatro dígitos relevantes: la semana y el año en que fue fabricado.

Por ejemplo, si esos cuatro dígitos son 3511 (ver fotografía), eso significa que se fabricó en la primera semana de septiembre (semana 35) del año 2011.

"Este código de homologación deben portarlo todos los neumáticos. También algunos llevan el código ECE (European Community Economic), que está identificado en el neumático con una E más un número, todo dentro de un círculo. Ambos son aceptados en todos los países, incluyendo a los fabricantes asiáticos. Cualquier producto que no lleve ningún código es de mala procedencia”, explica José Browne, gerente de la Cámara de la Industria del Neumático.

Goma oxidada

Según detalla Montoya, el peligro reside en comprar neumáticos supuestamente nuevos, pero que han permanecido mucho tiempo en las bodegas.

"Pueden estar como nuevos, pero los compuestos del caucho se han deteriorado con el tiempo”, afirma.

"Es lo que llamamos oxidación del caucho, es decir, el tiempo, la humedad y el calor son elementos que van degradando las características del caucho y este pasa de ser algo blando a ponerse rígido y agrietarse”, sostiene Raúl Benavente, ingeniero civil en materiales de la U. de Concepción.

Lo mismo sostiene el ingeniero civil mecánico y doctor en ciencias de la ingeniería Luciano Chiang. "El caucho sufre la pérdida de sus características originales, se endurece y se agrieta, por lo que pasa a constituir un peligro conducir con neumáticos que tengan este problema, pues en cualquier momento se rompen”, sostiene.

"Como todos los materiales, los que componen un neumático sufren envejecimiento y dentro de ellos el caucho no es la excepción. Esto pasa porque está expuesto a climas muy húmedos, salinos, de mucho calor o sin actividad. Entonces se agrieta, cambia de color y se cristaliza, con lo es para lo cual fue diseñado”, añade el también académico de la Facultad de Ingeniería de la UC.

El caso de Paul Walker

El informe de Edmunds.com da a conocer los resultados de las investigaciones realizadas por Safety Recearch & Strategic Inc., una organización que analiza y promueve temas de seguridad relacionados con los consumidores. Y detalla que esta entidad ha identificado "más de 250 incidentes en que los neumáticos de más de seis años han experimentado separaciones de la banda de rodadura, lo que ha provoca¬do la perdida de control y caídas. Estos incidentes fueron la causa de 233 muertes y 300 heridos en 2012”.

También se recuerda que, según publicó "Los Angeles Times”, la investigación sobre el accidente en que murió el actor Paul Walker ("Rápido y furioso”) en 2013 reveló que el Porsche Carrera GT que conducía "tenía neumáticos de 9 años de antigüedad”.

Axel Herrera, ingeniero mecánico y subdirector de la Escuela de Ingeniería, área automotriz y autotrónica del DuocUC (sede San Joaquín), resalta al respecto que "nadie se preocupa del óvalo que viene en el hombro del neumático, donde se indica el mes y año de fabricación. Es un buen dato para el inicio de la compra. Aunque por lo general en Chile hay mucha rotación y eso ayuda a que los neumáticos no permanez¬can guardados más de 2 años”.

¿Qué significan estas letras y números?

1. Esta nomenclatura señala la presión máxima de inflado que debe usar ese neumático (32 PSI o libras).

2. Homologación obligatoria: DOT (americana) y ECE (europea). En la estadounidense, los 4 últimos números indican semana y año de fabricación. En este caso, primera semana de Septiembre (35) del año 2011.

3. Certificación UTQG (Uniform Tyre Quality Grading System), que especifica 3 puntos: treadwear (resistencia al desgaste), traction (adherencia al asfalto) y temperature (resistencia a generar calor y capacidad de disiparlo).

Colaboración Editorial: Christian Lagos
FUENTE: Las Últimas Noticias
Fecha:: 16-04-2019

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.