El Mercurio de Antofagasta publica amplio reportaje sobre Acuymin

  • Ocupando la portada y una página interior, medios de Antofagasta muestran el impacto social y económico del proyecto AcuyMin del que Minera Las Cenizas forma parte desde sus inicios.
Texto El Mercurio de Antofagasta ( 9 agosto 2021)
  • Pescadores de Cifuncho logran primera cosecha de ostiones y ostras en la Región de Antofagasta

  • De manera sustentable y en alianza con la Universidad Católica del Norte y Minera Las Cenizas S.A., pescadores de Caleta Cifuncho, en la comuna de Taltal, lograron la primera cosecha histórica de Ostiones y ostras japonesas.

Fueron más de 18 mil ejemplares (14 mil ostiones y 3.800 ostras japonesas) los comercializados hace apenas unos días en la comuna de Tongoy, en la IV Región.

Hazaña que solo fue posible mediante la producción de semillas de estas especies, en un laboratorio «Hatchery», construido en dependencias de la minera en cuestión, el cual es utilizado en comodato por investigadores de la UCN, como una forma de aprovechar antes los recursos hídricos destinados a los procesos mineros.

El pescador y presidente del sindicato STI de Caleta Cifuncho, Carlos Ortiz, explicó que el proyecto, además de permitir la comercialización de estos y otros productos actualmente, será también una alternativa comercial a futuro para aquellos pescadores que por tema de edad avanzada o enfermedades, no puedan seguir saliendo al mar tan regularmente.

«Hicimos una fusión entre los pescadores, la universidad y Cenizas que nos dio el espacio, para trabajar y hacer nuestras propias semillas de ostión, ostras y erizos. Productos que vendimos super fácil y rápido, gracias a las líneas de cultivo. Vamos súper bien (…) en cinco años más pretendemos procesar nuestros propios ostiones, ostras, venderlos sellados al vacío, crear una miniplanta aquí mismo en la caleta para trabajar junto a más pescadores, ofrecer nuestros productos a los supermercados, etc., y expandirnos«.

El pescador comentó además que la producción lograda se vendió en un solo día, en la comuna de Tongoy, y que la experiencia les permitió hacerse conocidos rápidamente por la calidad y tamaño del producto, lo que ya le generó algunos clientes a futuro.

«Quisimos entrar en el mercado de Tongoy, como ellos son los principales vendedores de ostiones, quisimos probar que tan bueno era el producto que nosotros estamos cultivando aquí, y nos atrevimos. Nos fue super bien, tanto, que en Tongoy se pasaron el dato al tiro, y ya tenemos una planilla de personas que nos quieren comprar«, sostuvo.

«Aun nos falta que crezcan un poco los ostiones -continuó-, para sacarles un mejor precio, porque debido al porte que tienen en este momento, lo comprarían a un menor valor, y es cosa de tiempo no más, un mes y medio, dos meses más y vamos a estar vendiendo nuevamente a un buen precio«.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.