CPC, Sonami y Ministerio de Minería destacan legado de Alfredo Ovalle

Principales dirigentes del sector valoraron el aporte del fallecido empresario en sus dos períodos al frente de la Sociedad Nacional de Minería y en la CPC entre 2006 y 2008.

PALABRAS DE DIEGO HERNÁNDEZ, PRESIDENTE DE SONAMI, CON OCASIÓN DEL FALLECIMIENTO DE DON ALFREDO OVALLE

A nombre de la Sociedad Nacional de Minería –SONAMI- y en mi calidad de representante del Comité Ejecutivo de la Confederación de la Producción y del Comercio y de su presidente Alfonso Swett, me permito dirigir estas breves palabras en esta ocasión de pesar para nuestra organización, así como también, para los mineros, la comunidad empresarial y, especialmente, para la familia de don Alfredo Ovalle Rodríguez, su esposa Carmen y sus hijos.

En esta jornada, concurrimos a despedir a este destacado empresario minero, quién cumplió una reconocida labor empresarial y gremial, resaltando siempre por su profundo compromiso gremial y su espíritu unitario.

En SONAMI tuvo una activa participación desde que se incorporó en la década de los ochenta, y quizás una de sus actuaciones desconocidas pero de alto impacto en la actividad gremial y en nuestra organización fue su liderazgo en el Comité de Empresas, instancia que abrió espacios, particularmente a las nuevas compañías mineras que estaban ingresando al país. Él formó esta instancia gremial a fines de 1988 y estuvo a cargo de ella hasta el año 1991, fecha en la que entraron en vigencia los nuevos estatutos de la Sociedad y se les dio plena cabida y participación a las nuevas compañías mineras que iniciaban sus operaciones en Chile.

En nuestra organización, Alfredo ocupó la presidencia de SONAMI en dos periodos, entre 2004 y 2007, y luego, en el periodo 2007–2009. Además debemos recordar que ejerció la titularidad de la Confederación de la Producción y del Comercio, entre 2006 y 2008.

En efecto, se desempeñó como consejero, vicepresidente y presidente de nuestra entidad gremial. Actualmente, además, era Socio Honorario en atención a méritos extraordinarios y a servicios eminentes prestados a la Sociedad y a la actividad minera del país.

En el período al mando de una de las organizaciones empresariales más antiguas de nuestro país, Alfredo desempeño el cargo con mucho tesón y compromiso. Siempre destacó por su profunda vocación gremial que se expresó en que, luego de abandonar la presidencia de SONAMI, siguió vinculado al rubro y a la Sociedad, manteniendo un profundo interés por el quehacer y devenir del sector, además de un fuerte contacto y colaboración con la industria minera.

En su calidad de presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio, cargo que asumió en diciembre de 2006 hasta diciembre del 2008, él destacó por su espíritu de servicio y entrega al país.

Su periodo al mando de la principal organización empresarial del país estuvo marcado por un momento muy complejo en la economía internacional, debido a la crisis sub-prime en Estados Unidos, y en lo interno fueron años de crecimiento lento de la economía, inflación creciente y alza de precios de insumos como el petróleo.

Pero este contexto difícil no fue obstáculo para avanzar desde la CPC en propuestas de políticas públicas, en aportes a la discusión legislativa y en fortalecer los vínculos de confianza con las principales centrales sindicales del país.

Su gestión en la Confederación se caracterizó por el diálogo constructivo, directo y franco con todos los actores de la sociedad y las autoridades del momento, siempre con el foco puesto en el bien general del país.

La responsabilidad y la prudencia destacaron en su manera de enfrentar los grandes desafíos del cargo, siempre con humildad y calidez humana.

Estamos seguros que su obra, en especial en los que seguimos sus pasos por el ámbito empresarial y gremial, se mantendrá imborrable en nuestras mentes y corazones.

Alfredo destacó por ser un hombre visionario, un dirigente gremial interesado en su entorno y, quizás lo más importante, por ser un ser humano con cualidades extraordinarias.

Con su ejemplo y compromiso, seguiremos trabajando por el desarrollo de nuestro país y, por cierto, de nuestra minería.

Muchas gracias.

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.