Costos de tratamiento de cobre caen a su menor nivel en 8 años y traen de vuelta debate por fundiciones locales

  • Se trata de uno de los cargos clave para la industria minera:

  • El crecimiento de la capacidad de fusión de China ha hecho bajar fuertemente los precios, amenazando con el cierre de las plantas menos productivas.

Por estos días, y más allá del mejor precio del cobre, las mineras locales están encontrándose con un importante alivio, que tiene que ver con la fuerte caída que están teniendo los cargos de tratamiento y refinación (TC/RC, por sus siglas en inglés), que es el cobro que realizan las fundiciones por procesar el mineral concentrado y que se trata de uno de los parámetros clave que deben enfrentar las compañías del sector al vender su producción.

Ante la necesidad de abastecerse de mineral, lo que se y suma a la gran capacidad de fusión que tiene el mercado chino, las fundiciones de ese país impulsaron a que los TC/RC se desplomaran este año, llegando a su valor más bajo desde 2012. Así las cosas, si bien se trata de un cargo que es fijado entre las partes, se estima que dicho valor está en torno a los US$ 62 por tonelada de cobre, es decir, un 23% menos que en 2019. A este precio luego se le suma un 10% extra de la refinación para llegar a un estado final de cátodo.

Una de las consecuencias que tendría esta variación es el cambio de cartera de negocios de las mineras locales, las que se verían beneficiadas realizando el tratamiento del mineral en China, lo que potenciaría la venta de concentrados de cobre. Según las cifras de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), durante el 2019, el 56% del mineral exportado desde Chile fue concentrado, mientras que en lo que va del año este indicador ha crecido hasta el 58%.

"El mercado de las fundiciones y refinerías está marcado por el ritmo de China, que es precisamente el principal parque industrial de esta actividad. Antes del brote de covid-19, las fundiciones en China ya estaban pasando por una situación compleja debido a un importante crecimiento en la capacidad de procesamiento, junto con una limitación en la oferta de concentrados", explica Álvaro Merino, gerente de estudios de Sonami, quien advierte que la caída de precios también afecta a las plantas que hay en Chile, disminuyendo sus ingresos operacionales.

Desde el gremio minero apuntan que el negocio de la fundición mantendrá una estrechez económica, fundamentalmente por la expansión de la capacidad de fusión en China y a la ausencia de nuevos proyectos mineros que incrementen la oferta de concentrados. "Es probable que las fundiciones de más altos costos, o aquellas que no tengan su abastecimiento de con¬centrados asegurado, tomen la decisión de cerrar si esta situación se prolonga o se agudiza", comenta Merino.

Debate estratégico

Pero junto con esta caída en los precios, se trae de vuelta el debate por la conveniencia de este negocio en el país, donde existen siete fundiciones, de las cuales cinco son estatales, y que se encuentran entre las menos rentables a nivel mundial.

Si bien en el mercado existen diferentes posiciones, el consenso apunta a lo poco conveniente que sería desarrollar una planta de este tipo desde cero, por los costos asociados y a las dificultades ambientales, pero se advierte también de la necesidad de mantener el rol estratégico de las que ya existen.

"Este será un tema que viene muy fuerte para el debate público, será una de las discusiones de la minería en los próximos años. Hay que tomar varias dimensiones, hay un componente económico que es bastante claro, pero hay dimensiones que tienen que ver con temas ambientales o regulatorios. En el caso de Codelco, se podría decir que se cierren las fundiciones, pero al tener hechas las inversiones, es una realidad diferente, por lo que es más válido para un proyecto nuevo, es distinto a ponerse en los pantalones de Codelco", señalan.

En ese aspecto coincide el presidente de Voces Mineras, Sergio Jarpa, quien asegura que en Chile será complicado tener fundiciones nuevas, "se trata de un negocio marginal, el negocio está entre la mina y las concentradoras, sino las grandes mineras privadas tendrían sus fundiciones. Son inversiones altas, permisos muy difíciles y rentabilidad marginal".

El también CEO de Marubeni Copper Holdings apunta a que los costos de las fundiciones chinas debiesen duplicarse o triplicarse para que resultara competitivo para las plantas que existen en Chile. "Ahora es cierto que las fundiciones chinas actúan como cartel, se ponen de acuerdo para cobrar los TC/RC", sostiene.

FUENTE: El Mercurio
Fecha: 17-07-2020

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.