Cobre retrocede a US$2,90 y futuros a un año caen de los US$3 por libra

Las recientes correcciones se deben a tomas de utilidad y expectativas de un dólar más fuerte, dicen de Cochilco.

Después de cuatro jornadas consecutivas de recuperación, la principal exportación del país volvió a tropezar ayer en Londres. Al cierre de las operaciones en la Bolsa de Metales, la libra de cobre marcó una contracción de 1,72% que la hizo caer hasta los US$2,9064. Además, los futuros a septiembre del próximo año cayeron de los US$3 por libra por primera vez desde mediados de agosto.

Esta corrección de las últimas semanas, según comentan desde el mercado, se debería a una toma de ganancias.

Una parte del rally que llevó al metal rojo a marcar un punto álgido en los US$ 3,1316 por libra a principios de septiembre 'provenía de la fuerte demanda que habían hecho especuladores', explica Víctor Garay, coordinador de mercados mineros de Cochilco, refiriéndose a fondos de inversión que 'apostaban' por el precio del commodity.

Durante 2017 se vio un repunte de las posiciones especulativas en el cobre, a través de los contratos no comerciales cortos y largos instrumentos que no están ligados a un intercambio físico de cobre.

Las posiciones especulativas cortas vieron su punto máximo del año a mediados de agosto, cuando llegaron a 126.722 contratos, lo que representaba una impresionante escalada de 90% desde el cierre de diciembre. Por su parte, los contratos largos marcaron su máximo del 2017 a principios de este mes, avanzando a 172.088. Es decir, un crecimiento de 53% desde el fin de 2016.

La especulación en torno al precio del cobre se vio apoyada por una debilidad del dólar a nivel internacional, agrega Garay. Aunque se ha mantenido estable en las últimas sesiones, el Dollar Index opera en torno a los 92,2 puntos, lo que marca una caída de 9,8% en lo que va del año. A esto se suma que el metal tiene buenos fundamentos, con cifras que apuntan a que habrá un déficit de cobre este año, dice el analista.

Con los altos niveles que alcanzó el commodity, se generó entre los inversionistas la percepción de que 'el precio había llegado demasiado alto' y generó una toma de utilidades que lo hizo perder el nivel de los US$3 por libra, comenta, mientras que la caída de ayer se vio impulsada por una Reserva Federal más restrictiva en Estados Unidos, lo que fortalecería al dólar en el plano global.

Para Garay, si bien no se espera que el precio vuelva en el futuro cercano a los niveles en los que cotizaba el año pasado, es difícil que vuelva a subir sobre la línea de los US$3. Sin embargo, hay motivos para pensar que el precio podría mejorar 'un poco' en 2018.

Fecha: 2017-09-22
Medio: Pulso

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.