Cobre logra mayor alza semanal desde 2016, dólar cierra en $593 e IPSA sube menos que sus pares

Metal subió 5,98% en los últimos cinco días y se ubicó en US$ 3,25 la libra:

En una semana de recuperación para los mercados, las bolsas internacionales dejaron atrás las caídas, pero la chilena aún mantiene cierto rezago dada sus altas valorizaciones.

Los mercados financieros globales volvieron a respirar esta semana, luego de un inicio de febrero frenético, donde la volatilidad se había tomado a las principales plazas bursátiles ante la incertidumbre que generó que el nuevo presidente de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed), Jerome Powell, asuma como un catalizador de alzas abruptas en las tasas de interés.

Ayer el cobre cerró con su mayor alza semanal (5,98%) desde el 25 de noviembre de 2016 y se ubicó en US$ 3,25 la libra.

Gabriel Cestau, economista del Banco Santander, explica que los niveles actuales del precio del metal "están sustentados en una desaceleración de la demanda china, que está siendo menor a la prevista, al anuncio del plan de infraestructura del Presidente Trump en EE.UU. y a la debilidad internacional del dólar". De todos modos, prevé que "con el correr de los meses, el precio debiese debilitarse y promediaría en torno a US$ 2,95 la libra en 2018".

En tanto Miguel Ricaurte, economista jefe de Itaú en Chile, proyecta que "si bien es probable que veamos precios fluctuando en torno a US$ 3,2-US$ 3,25 la libra en las próximas semanas, esperamos que se acerque a los US$ 3,15 hacia fin de año, conforme el mercado del cobre se mantenga superavitario y el dólar se fortalezca gradualmente".

Luis Méndez, gerente general de Banmerchant Capital, avizora que "durante el año, por restricciones de oferta, el precio podría avanzar hacia los US$ 3,5 la libra y esperamos que vuelva a US$ 3,25 hacia fin de año".

Si el precio del cobre sube, es casi sine qua non que el dólar se debilite. Es así como el dólar cerró esta semana con su mayor caída frente al peso chileno en lo que va de año ($11,01) y se posicionó en $593,5. En lo que va de año se ha depreciado $20,9.

Joaquín Aguirre, gerente de estrategia de Tanner Investments maneja una hipótesis de que el tipo de cambio exhibido esta semana "va de la mano de la mayor confianza de los inversionistas y consumidores con la actividad local", con lo cual ve al dólar al cierre de año en un rango de $590-$620. El socio de la corredora MBI, Germán Guerrero, indica que "de seguir un escenario favorable económico mundial, creemos que la divisa estadounidense podría llegar a un rango entre $560-$580".

Al contrario, en Itaú destacan que "el proceso de normalización monetaria en EE.UU. jugará un rol fundamental, lo que debería llevar a un fortalecimiento del dólar y a una leve moderación del precio del cobre. Vemos al dólar en $620 a fin de año".

En cuanto a los movimientos bursátiles semanales, el IPSA, acumuló un alza de 1,31% y se ubicó en 5.621,67 puntos. De todos modos, esta recuperación semanal del índice local es menor a la de sus pares globales (los indicadores de EE.UU., Brasil y Argentina subieron más de 4% esta semana).

Guerrero, de MBI, analiza que "las bolsas este año se han comportado completamente maniaco-depresivas. En enero se produjo una de las mayores alzas de inicio de año en la historia a nivel global, para después en unos pocos días sufrir una corrección en muchos mercados de más de 10%, para luego recuperar en seis días más del 60% de la pérdida, con lo que las bolsas quedaron con alzas no menores para el año medidas en dólares".

Méndez, de Banmerchant Capital, explica que "la bolsa chilena subió menos que sus pares, porque en términos de valorización, es la más cara de la región, producto de la alta rentabilidad que tuvo en 2017".

EL DÓLAR TUVO SU MAYOR CAÍDA SEMANAL DEL AÑO: $11,01. EN TANTO EL IPSA, ACUMULÓ UNA SUBIDA DE 1,31%

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.