Calidad de vida

Uno de cada cuatro pacientes que consultaron por salud mental en la pandemia recibieron licencia por un promedio de 23 días

Así lo estima el Centro de Salud Digital Saluta tras un análisis de sobre 14 mil atenciones de salud mental telemáticas realizadas desde el 3 de marzo de 2020 en todo el país.

En dos años de pandemia, dada la incertidumbre de la pandemia, la pérdida de empleos, los encierros y la falta de contacto social, afectaron gravemente a miles de chilenos, que han visto cambiar sus vidas de manera drástica.

Principales resultados

Según el análisis, más del 30% de los diagnósticos realizados por profesionales fue por trastornos de ansiedad y de adaptación; seguido por episodios depresivos moderados (9,81%); episodios depresivos graves sin síntomas psicóticos (6,44%); trastornos de pánico-ansiedad (6,15%); ansiedad generalizada (5,79%); y personalidad emocionalmente inestable (3,62%).

Licencias médicas

Los datos muestran que el 27,4%, de las personas que consultaron por problemas de salud mental recibieron licencia médica. De ellos, el 33,6% se ausentó de sus trabajos entre 15 y 30 días; el 14,9% recibió entre 8 y 15 días de reposo; y el 5,8% se situó en un rango de 1 a 7 días. El promedio de días de licencia por este tipo de patologías fue de 23,76.

Brecha de género

Si bien el impacto ha sido importante en toda la población, pareciera ser un fenómeno que no ha afectado a todos por igual. Si se analiza por sexo, de hecho, existe una diferencia sustancial, ya que el 75, 7% de las atenciones fue en mujeres. Entre ellas, el 21 % recibió licencia médica, mientras que entre los hombres el permiso fue otorgado en el 6,4% de los casos.

La lucha contra la obesidad implica volcar el esfuerzo hacia el tratamiento personalizado

Médicos especialistas de Clínica Mayo, de los Estados Unidos, logró establecer que no existe un solo tipo de obesidad, sino cuatro, y que cada uno responde distinto al tratamiento, ya sea dieta o medicinas.

Con asesoría

«Es muy importante consultar con un especialista para definir, con análisis la condición que predispone a la obesidad”, señalan.

  1. Cerebro hambriento

Al primer tipo de obesidad se le ha denominado cerebro hambriento y se refiere a quienes les cuesta sentir saciedad y consumen más de 400 calorías por comida antes de que el cerebro envíe la señal de estar satisfecho. Este grupo suele repetir raciones y, con ello, ingieren más calorías de las requeridas.

  1. Hambre emocional

En este grupo entran quienes tienen el deseo de comer para lidiar con emociones positivas y negativas, como estrés, ansiedad o depresión.

  1. Intestino hambriento

Se caracteriza porque la sensación de saciedad tiene una duración menor a la normal y, por tanto, se siente hambre tras una o dos horas de haber comido. En este grupo hay personas cuyo estómago se vacía hasta 45 minutos más rápido que el de personas con un peso saludable.

  1. Combustión lenta

Cuando hay una disminución del ritmo metabólico (gasto energético) del organismo y no se queman las calorías acordes con el peso, la edad, la talla y el género.

Los expertos recomiendan “personalizar” la patología, de manera de proporcionar un tratamiento específico a cada persona, con lo cual se reduce el riesgo de efectos adversos y maximizando el resultado de una baja de peso, a determinado plazo.

Realizar ejercicio de fortalecimiento muscular media hora a la semana reduce el riesgo de muerte por varias enfermedades

El fortalecimiento muscular, como levantar pesas, se asocia con hasta 20% menos posibilidades de fallecer debido a patologías cardiovasculares o cáncer. En el caso de la diabetes el impacto es aún mayor.

Resultados de una revisión de 16 estudios con datos de hasta 480 mil personas revelan que hacer este tipo de actividad física durante 30 a 60 minutos semanales se relaciona con entre 10% y 20% menos riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y cáncer.

En el caso de la diabetes en particular, hasta 60 minutos de ejercicio muscular cada semana se asociaron con una reducción del riesgo aún mayor, que supera el 50%.

Especialista en medicina deportiva estiman que el análisis viene a confirmar la evidencia que se ha ido generando los últimos años en torno a los beneficios del ejercico diario, tanto aeróbico, como de fuerza.

Hormonas protectoras

Sobre los mecanismos que explican la relación entre actividad física muscular y menor riesgo de muerte, los médicos indican que cuando trabajamos el cuerpo y los músculos se liberan sustancias y hormonas que protegen de múltiples enfermedades. En el caso de la diabetes tipo 2, se ha observado que el ejercicio muscular regula la cantidad de glucosa en sangre. «Mientras más masa muscular se tiene, más glucosa absorbe el músculo y controlas más la enfermedad«, aseguran. «En el caso de quienes tienen hipertensión arterial se reduce hasta en 50% su posibilidad de morir«, afirman.

Sin embargo, debe ponerse atención en el hecho que no hay pruebas concluyentes de que a mayor tiempo de ejercicio muscular se reduzca más el riesgo de muerte. Ejercitarse más de 60 minutos semanales no reduce más el riesgo.

Sin necesidad de gimnasio

Es importante desmitificar que el ejercicio de fuerza es solo para profesionales del fitness o personas con gran resistencia física. Hay varios ejercicios que se pueden realizar en casa. Eso sí, en caso de incorporar pesas al ejercicio, se recomienda hacerlo de forma gradual.

33% de las personas declara desconocer cómo se realiza la recopilación de información en la red

  • De acuerdo al estudio «Las huellas digitales y su relación con las personas y las empresas» de Kaspersky, el 68% de los chilenos muestra preocupación por su seguridad en línea, pero no sabe bien cómo proteger la información personal que recopila el entorno digital, en tanto que un 33% simplemente desconoce que los sitios web recopilan información y la forma cómo se realiza la recopilación de datos en la red.
Huella digital

Un tercio de los consultados cree que sus datos solo pueden ser obtenidos mientras están utilizando un dispositivo, ignorando que pueden dejar una «huella digital» en internet que posibilita que los sitios web recopilen información sobre sus actividades.

«Todos somos ciudadanos digitales y debemos entender que ya no existe esa separación entre el mundo online y el real”, dice Roberto Martínez, analista sénior de seguridad en Kaspersky, “todo lo que hacemos queda grabado en las páginas que visitamos y en nuestros dispositivos, los que en manos de los ciberdelincuentes puede resultar en suplantación de identidad o estafa».

Uso de Cookies

Los expertos recalcan que cada sitio web recopila información sobre las actividades de los usuarios y almacena la información en sus dispositivos en forma de pequeños archivos llamados cookies que hacen un rastreo de las actividades de los internautas, por lo que recomiendan:

  • cerrar las sesiones cuando han hecho login en un sitio;
  • no usar wifi sin seguridad o abiertos como los que ofrecen hoteles, aeropuertos o puntos públicos;
  • limpiar cookies y eliminar historiales periódicamente;
  • no entregar información personal online sin no saben conocen quien va a ser el receptor;
  • no acceder a links desconocidos,
  • entre otras medidas de protección.
Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.