Adaptación al cambio climático

  • El cambio climático es una de las amenazas más serias a las que se enfrentan las sociedades, las economías y el medio ambiente en todo el planeta.

  • Un clima cambiante genera a desafíos significativos para la industria minera y metalúrgica.

Estos riesgos incluyen los daños que pueden sufrir las infraestructuras como consecuencia de las inundaciones y tempestades, la interrupción del transporte, que afecta a la fiabilidad de la cadena de suministro, y una competencia creciente por recursos sensibles al clima, como el agua y la energía.

Desde un punto de vista más general, los efectos del cambio climático están afectando a la salud humana, el rendimiento de los cultivos, la disponibilidad de agua y los asentamientos humanos.

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la prevención de un calentamiento mayor son cruciales para abordar el cambio climático, pero la adaptación también lo es.

La adaptación es necesaria para hacer frente a los efectos que ya tiene el cambio climático, para aumentar la resiliencia a futuros efectos y para posibilitar un desarrollo socioeconómico sostenible.

Necesidad de comprender los efectos que ejerce el cambio climático sobre las operaciones mineras

En 2016, el ICMM (Concejo Internacional sobre Minería y Metalurgia) puso en práctica una herramienta interactiva y en líneas de Evaluación Climática en la Minería, que permite a los miembros acceder de forma sencilla a conjuntos de datos que ofrecen proyecciones climáticas futuras pertinentes y comparables para cualquier parte del mundo.

El acceso a estos datos representa un primer paso muy importante para el diseño y la aplicación de planes que respondan a los riesgos climáticos significativos que pueden afectar a los activos y operaciones.

El ICMM ha publicado asimismo el documento Adapting to a changing climate: implications for the mining and metals industry, que ofrece orientaciones sobre el desarrollo de estrategias de adaptación al fenómeno del cambio climático.

Cómo ayudar a las comunidades en las que operamos a adaptarse al cambio climático

Dado que muchas de las consecuencias físicas agudas del cambio climático afectan a regiones vulnerables, la industria minera y metalúrgica tiene la responsabilidad de ayudar a las comunidades anfitrionas a adaptarse.

Una de las líneas de trabajo en lo que atañe a la mejora de la resiliencia al cambio climático es el aumento de la disponibilidad de agua dulce.

Con la adopción del marco de gestión del agua del ICMM, las empresas miembros promueven la consideración de los usuarios del agua más allá de los límites de una operación minera.

FUENTE: Concejo Internacional sobre Minería y Metalurgia (ICMM)

Compartir artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.